La Juventus busca este domingo su primer título de este semestre la Supercopa de Italia

Juventus

Allegri, técnico de Juventus,  espera salir así, luego del partido contra la Lazio. Foto: Agencias

Después de dos meses turbulentos, la Juventus quiere volver a hacer lo que mejor hace en Italia: ganar trofeos.

La primera tarea para el club de Turín es la Supercopa de Italia que disputará este domingo ante la Lazio, una semana antes que el equipo dirigido por Massimiliano Allegri comience la defensa de su título de la Serie A.

Los rumores no molestan a la Juventus

La Juventus estuvo rodeada de rumores de discordia, y fue sacudida por la partida del zaguero Leonardo Bonucci al Milan, desde que perdió la final de la Liga de Campeones por segunda vez en los tres últimos años.

Incluso Allegri contempló la posibilidad de dejar el cargo después de ese revés 4-1 ante Real Madrid en junio.

“Tuve que plantearme una pregunta muy difícil”, escribió Allegri esta semana en el portal Players Tribune. “¿Es este el final del camino? ¿Es lo más lejos que puedo llevar a este equipo? Me pregunté si había escrito el último capítulo de mi historia en la Juventus”.

“Una parte de mí pensó en llegar el lunes y renunciar… cuando llegué a casa después de esa derrota, tuve que pensar mucho si quería seguir”.

Al final, el entrenador que cumplió 50 años el viernes decidió quedarse con el equipo con el que ganó tres títulos consecutivos de la Serie A, entre los seis al hilo que suma la Juve.

“Pensé en por qué me convertí en técnico”, agregó Allegri. “No me considero como un mánager, me considero más como un entrenador de jóvenes”.

Enseñanza e inteligencia en la Juventus

“Hago esto porque me encanta enseñar, es lo que me alegra la vida. Me gusta hacer que los jugadores sean mejores y más inteligentes. Así que cuando pensé en el plantel de la Juventus, mi decisión fue algo muy personal. Sé que todavía tengo mucho que demostrar, y sé que tengo mucho que enseñar”.

Allegri mencionó específicamente al delantero de 23 años, Paulo Dybala, y al veterano portero Gianluigi Buffon como los encargados de llevar a la Juve a otra final de la Liga de Campeones.

“Uno que tiene sus mejores años por delante, y otro que está cerca del final”, indicó. “Uno que quiere demostrar que puede ser uno de los grandes de Europa. Uno que ya es un grande, pero que quiere mantener su legado en la cima”.

Desde esa final ante Real Madrid, la Juve vendió al Milan a Bonucci, uno de los pilares de su defensa, y quien supuestamente tuvo una acalorada discusión con Dybala en el vestuario en el entretiempo de ese partido en Cardiff.

Dybala recibió la camiseta “10” de la Juve y quedó como el joven líder del equipo.

“Ha sido una sensación mágica desde que el club me pidió que usara este número”, dijo el argentino. “Estamos hablando de la 10, un número que han tenido grandes campeones. Es una gran alegría y un placer poder tenerlo”.

La Juventus enfrenta a una Lazio a la que derrotó tres veces la temporada pasada, dos en la Serie A y luego en la final de la Copa Italia.

AP

No olvides compartir en >>


á