Impactantes testimonios de la “Resistencia”: La verdad sobre el balde de agua fría que sofocó las calles y mató las guarimbas

resistencia

Jóvenes de la “resistencia. Fotos: Mysol Fuentes

“Nos aterró el tema  de los tribunales militares. Hay compañeros que fueron juzgados”

El miedo y la frustración se apoderaron de la “resistencia“, que con la llama permanente encendida salía a trancar calles y avenidas con barricadas y,  a su vez, a enfrentarse a los cuerpos de seguridad que trataban de dispersarlos.

De pronto la mayoría de los protagonistas de estas acciones, por lo general jóvenes no mayores de 25 años, decidieron abandonar las calles de manera instantánea con un silencio inentendible para la sociedad.

En este sentido, unas de las preguntas que se hacen los venezolanos son: ¿Qué pasó? ¿Por qué de la noche a la mañana se acabaron las acciones de calle? Cabe destacar, algunas violentas y otras pacíficas, que dejaron más de 100 fallecidos y duraron 122 días desde el pasado abril hasta el sábado 29 de julio del presente año, un día antes de las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y 15 días después de la llamada consulta popular, convocada por la oposición venezolana.

Como se recordará, estas manifestaciones públicas se suscitaron a propósito de la sentencia 156, emitida por el Tribunal Supremo de Justicia.

Noticia al Día logró conversar con algunos integrantes del grupo de manifestantes autodenominado “Resistencia”, el cual estaba conformado por unos 500 protestantes en Maracaibo, quienes contaron sus experiencias durante estos cuatro meses hasta el día en el que decidieron “ya no más calle”.

Operación TUM TUM

“El Sebin y la Guardia Nacional nos tenía precisados”, fueron las primeras palabras de José González, de 21 años, estudiante de derecho y miembro de la “Resistencia” desde el año 2014, a quien decidimos llamar así por seguridad. Reveló que el grupo en general decidió abandonar las calles desde que muchos de sus compañeros empezaron a ser juzgados por tribunales militares.

“Son varias razones las que tuvimos para dejar las acciones de calle, pero la que cobra mayor fuerza es que muchos de mis compañeros fueron aprehendidos y sentenciados por tribunales militares. De hecho, hay muchos que agarraron y aún están presos”, destacó el joven.

Asimismo agregó que “estar metido en una situación legal así, es un sufrimiento para nuestros padres, entonces pensando en ellos creímos que lo mejor era dejar todo así. Cada vez que salíamos dejábamos a los viejos con un nudo en la garganta, algunas veces nos apoyaban, pero otras nos decían que no saliéramos, no sé, será por eso que dicen que los padre presienten las cosas”.

El joven acotó que también pensaron “que contaban con el apoyo  de los dirigentes de la oposición venezolana, pero estos les demostraron que no”.

Sin embargo, enfatizó que siempre tuvieron la adrenalina encima y el deseo de cambiar la historia del país. Pensaban que con las acciones de calle podrían lograr algo.

Precisó que había comunicación entre todos los miembros de la “resistencia” de Maracaibo para coordinar sus puestas en escenas en las calles de manera sincronizada, es por ello que al momento de una manifestación la acción comenzaba al mismo tiempo.

“Falsas expectativas de la MUD”

Por su parte, Jesús García, de 22 años, cuyo nombre real fue reservado, manifestó que dejó la carrera de medicina para buscar un empleo y poder ayudar a sus padres ante la difícil situación económica que atraviesa el país.

También abandonó los estudios porque según él necesitaba tiempo para documentarse sobre ciencia política y su entorno.

Según García “ellos (resistencia) salían a guerrear y los políticos de oposición le dieron la espalda, lo que hizo que el grupo de manifestantes se decepcionara y abandonaran las calles. A su juicio, las protestas también “se cayeron porque la gente dejó de creer en las falsas expectativas de la Unidad Democrática”.

“El ánimo se perdió después de que se celebrara la consulta popular; convocada por la oposición, el simulacro y posteriormente las votaciones de la ANC. Allí la Resistencia dijo que todo estaba perdido”, ´recisó.

Asimismo, agregó “Nosotros teníamos un líder, que nadie conocía, nunca le vi la cara. Él nos dotaba de comida, máscaras, cascos, pinturas y materiales para hacer los molotov, escudos, hondas y otros elementos que usamos para defendernos”, expresó el muchacho.

 “Nosotros queríamos seguir en las calles, pero los vecinos dejaron de apoyarnos, a raíz los largos plantones. A las villas le colocaban candados para que no entráramos, eso nos empezó a frustrar y a sentirnos desprotegidos”, sentenció.

Finalizó diciendo que dentro de las experiencias vividas en la calle, la que le causó más miedo fue haber rodeado, sometido y despojado a un par de motorizados de la GNB de sus bombas lacrimógenas.

Por qué se enfrió la calle según los expertos

Para el sociólogo, Mervin Andrade, la gente se decepcionó de las falsas esperanzas que le daba la oposición venezolana de que tomando las calles el gobierno se iba a ir.

“Después de 122 días la gente dijo ya no más porque perdió la confianza y decidió no salir más”, comentó el profesional.

Además, señaló que la gente se fue uniendo poco a poco hasta que salió en multitudes a las calles porque a su juicio “estaban hartas de la situación económica y social del país, sumado a las decisiones del TSJ, donde le quitaba las competencias a la AN”.

Finalmente, el sociólogo destacó que “a pesar de que la gente se recogió, en cualquier momento puede volver a expresarse, pero esta vez de manera contundente, debido a varios factores como el económico, social y el que se vive actualmente en el contexto político”, los que considera será que serán el detonante para que las masas se manifiesten nuevamente.

Para los muchachos de resistencia el miedo y frustración es efímero, consideran que cuando las condiciones estén a su favor volverán a las calles.

Fotos: Mysol Fuentes

Haroldo Manzanilla/@manzanillah

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á