Es hora de cambiar (Jesús Castillo Molleda)

El cambio está de moda, todos hablan sobre él, todos lo quieren y miles lo prometen, ahora bien, qué hace cada quien por cambiar y provocar esos cambios que aspira cuando muchos no tienen voluntad o no están claro del tipo de cambio que aspiran. El 76% de los venezolanos coinciden en aspirar un cambio de gobierno, pero solo el 5% está dispuesto a salir a las calles para lograr el cambio, mientras que el 71% restante lo haría en eventos electorales, lo que fortalece la decisión de la Mesa de la Unidad de participar en las elecciones de gobernadores para el mes de octubre del año 2017, en donde solo el 9% manifiesta que no iría a ese proceso por desconfiar en el árbitro electoral.

La MUD está obligada a resolver sus diferencias después de realizar las primarias para elegir los abanderados a la gobernación por cada región del país el 10 de septiembre, porque necesitaran de una verdadera unidad para ganarles a los candidatos que representan al gobierno nacional. Los egos y las divisiones internas no son buenos amigos, la MUD tiene la gran oportunidad de ganar por lo menos 18 gobernaciones, solo si van unidos; en caso de que algún partido político que participe en las primarias pierda y asuma que por esa razón sus militantes no ayudaran al candidato ganador de las primarias en la campaña electoral (al conformar la estructura electoral,  los miembros de mesa y testigos electorales), las probabilidades de que el candidato que represente al PSUV gane esa gobernación (a pesar de contar con poco apoyo popular) son muy altas.

El gobierno tiene la oportunidad de hacer los cambios y gestiones efectivas que requiere la economía venezolana para frenar la acelerada inflación, pero al no hacerlos, afirma que no tiene voluntad política y se concentra en administrar un gran poder por medio de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), lo que evidencia la alta incapacidad gerencial existente a lo interno para mejorar la calidad de vida de quienes habitan en Venezuela.

Los cambios esperados solo se lograran si los ciudadanos son promotores del cambio, si quieren cambiar al gobierno deben participar en todo proceso electoral que se convoque por muy amañado que aparente ser o los rumores que se presenten en relación al ente electoral; si quieren que los gobernantes ejerzan mejor sus funciones deben organizarse y ser más exigentes con los 335 alcaldes, 23 gobernadores, 42 ministros y el presidente; si quieren que sus vecinos cambien deben ser mejores vecinos; si quieren que sus hijos cambien deben ser mejores padres; si quieren  tener una mejor ciudad deben ser mejores ciudadanos; si quieren tener un mejor país deben ser mejores venezolanos.

Es inconcebible que las mayores críticas y confrontaciones se produzcan por las personas que son aliadas, olvidando quien es el adversario en común. Suele suceder que el adversario llega a vencer no porque diseñó una estrategia ganadora sino porque quien debía vencerlo lo subestimó, no hizo lo que debía hacer, eligió a las personas equivocadas y cuando requieren contar con aliados se dan cuenta que los que tenías los ahuyentaron.

Para lograr cambiar la política no solo hacen falta cambiar de políticos, hace falta cambiar las actitudes de quienes con su voto se empeñan en elegir a los candidatos engatusadores con falsas promesas que al alcanzar el poder cuentan con la suerte que la mayoría de los ciudadanos no les exigen el cumplimiento de las promesas por lo que les resulta más fácil gobernar con poca eficiencia. Para generar cambio en el país todos debemos cambiar, ciudadanos, actores políticos y gobernantes. Recuerde lo que célebremente dijo Mahatma Gandhi “conviértete en el cambio que quieres ver en el mundo”.

[email protected]            @castillomolleda

S.H. Jesús Castillo Molleda (Politólogo, Profesor, Emprendedor, Locutor)

 

 

No olvides compartir en >>


á