Desfile de ropa interior femenina en el programa “Todo suyo” y consejos para escogerla y cuidarla ¡Qué mas queréis! (Video)

Este fragmento del programa Todo Seu (Todo suyo) hablado en portugués lleva la cifra de 3 millones 727 mil 427 visualizaciones en Youtube. Todo un éxito. La razón de tanto interés es la calidad y buen gusto de la ropa interior que se presenta, como también la belleza de las modelos participantes en el desfile.

Todo seu es un programa de televisión brasileño de la Red Gazeta presentado por el empresario y cantante, Ronnie Von y dirigido por Eustaquio Rocha. Se exhibe en las noches de lunes a viernes de 11 a 12 de la noche.

Consejos de WikiHow. com de

como elegir y cuidar la ropa interior

Deja de confundir la moda con la comodidad. Si bien en la actualidad es razonable esperar que ambos ideales estén presentes, no siempre es el caso y es más importante darle prioridad a la comodidad en lugar de a la moda. Como dice Janet Street-Porter, siempre recuerda que “lo que vistas no debe ser una fuente de dolor, gastos enormes ni miseria”.[2] Aquí te brindamos algunos aspectos clave que debes tener en cuenta antes de comprar ropa interior cómoda:
La ropa interior reposará todo el día sobre tu piel. No podría estar más cerca de ella; por lo tanto, debe sentirse cómoda.
Dale prioridad a las características, los beneficios y al diseño en lugar de al color, la marca y el empaque. Solo porque tiene la palabra “diseñador” no quiere decir que sea buena para ti.
Asimismo, el hecho de que la caja luzca bien no quiere decir que la ropa interior que contiene sea cómoda. Tampoco prestes atención a lo que el vendedor te diga, tu propio sentido de la comodidad es el verdadero indicador del valor de una ropa interior.
Y por último, pero no menos importante, si luce feo fuera de tu cuerpo, esto no significa que no lucirá sensual cuando te lo pongas. Piensa en Bridget Jones. Si crees que luce feo y no te hace sentir bonita, evita comprarlo. Si te queda bien, es cómodo y mantiene todo en su lugar, es la ropa interior perfecta.

Elige la talla correcta. Lo más importante para sentirte cómoda es que te quede bien. Si sientes que la ropa interior te aprieta, te jala, te aplasta, se sube y hace que tu vida, en general, sea muy desagradable; no la compres, ya que no debe hacerte sentir incomodidad ni dolor. Aquí te indicamos algunas formas muy básicas de garantizar que tienes la ropa interior de la talla correcta:
Sé sincera. Evita la tentación de comprar una talla menos, ya que nadie sabrá ni le importará la talla de tu ropa interior. La ropa interior muy pequeña tiende a hacer que la persona luzca más gorda y puede verse a través de tu ropa, ¡eso sí luce horrible!
Si vas a comprar un sostén, compra uno que te quede bien. Los sostenes, en especial, deben quedarte bien, ya que afectarán a la mayoría de las prendas que uses y no deben hundirse en el tejido de tus senos, quedar sueltos, hacer que tus senos sobresalgan por la parte superior, caerse cuando te inclines ni quedar torcidos. Haz que una vendedora te mida una vez al año, asegúrate de que esté capacitada para hacerlo correctamente. Pruébate diferentes tops hechos con telas diferentes para asegurarte de que te gusta lo que ves en el espejo.Siempre ajusta los tirantes cuando te pruebes un sostén.

Busca telas de calidad. En la ropa interior, la tela puede ser una gran causa de incomodidad, en especial si es rasposa, hace sudar o es muy cerrada; esto se siente horrible. Cuando elijas la ropa interior que vas a comprar, sigue estos consejos para hacer una buena elección:
Asegúrate de que el material sea liso, suave y cómodo. Pasa tus dedos por la ropa interior. ¿Cómo se siente?
Si se siente muy delgada o muy gruesa, no la compres. Las telas gruesas pueden plegarse y lucir feas o sentirse rasposas.
Busca telas suaves y revisa si el hilo del sostén raspa tu espalda, ya que muchos lo hacen. El algodón es el mejor material, ya que tiene buena ventilación y es muy fácil de cuidar. Si el sostén tiene un olor a axila que no desaparece después de lavarlo, remójalo en vinagre por un corto tiempo.[7] Entre las otras buenas opciones tenemos a la licra, la microfibra, el bambú, el casimir, el nailon tipo seda, el poliéster de alta calidad (el poliéster brinda el mayor soporte, busca prendas con la entrepierna de algodón), etc. La seda y el raso son opciones encantadoras pero es difícil cuidarlos, ya que tienes que lavarlos a mano.[8] Los materiales combinados suelen ser una buena opción, ya que brindan soporte y forma al mismo tiempo. Lee las etiquetas para informarte de sus ventajas.
Recuerda que estas prendas están en contacto con tu piel todo el día, ¡así que no uses algo que raspe o que sea muy estrecho! Si vas a comprar una prenda con encaje, asegúrate de que este no te cause picazón.

Considera los beneficios del uso de ropa interior sin costura. Si bien las costuras pueden no parece un gran problema, y no molestan a todos, la ausencia de costuras hace que las telas luzcan más lisas en el exterior, en especial las telas con tejido de punto. Usar prendas apretadas o sentarte en las costuras por un largo tiempo puede causarte incomodidad, es desagradable y la presión prolongada podría dejarte marcas. Esta presión puede incluso hacer que las personas con piel sensible sientan irritación o picazón en su piel.
La licra y el spandex crean la mejor apariencia de una tela sin costuras.
Los zapatos de punta abierta deben usarse siempre con medias de punta abierta sin costuras y no las de punta reforzada, ya que esta punta tiene un color más oscuro. No hay otra opción, salvo llevar los pies descalzos y hacerle una buena pedicura a tus uñas.

Elige un tipo o un estilo adecuado para ti. Tanto las trusas como los sostenes cuentan con una gran variedad de tipos (o formas) dirigidos a tus preferencias personales de soporte y comodidad. Sin embargo, no siempre es fácil determinar el tipo o estilo más adecuado para ti, por lo que tendrías que ser atrevida y probar diferentes tipos para descubrir cuál es el más cómodo.
Pruébate diferentes tipos y determina cómo se sienten, ¿te aprietan, se suben, tienen aberturas muy ajustadas o se vuelven flojos después de usarlos por un corto tiempo? No dejes que el vendedor te convenza, el tipo de sostén adecuado debe reposar bien y sentirse cómodo en tu cuerpo. Recuerda considerar el tipo de prendas que vestirás sobre tu ropa interior. Si usas mucha ropa transparente o con tejido de punto, es probable que no quieras usar un sostén de color fuerte, uno con costuras, etc.
Los tipos de los sostenes incluyen sin tirantes, cruzado, de media copa, convertible, cerrado al frente, de espalda descubierta, corpiño, forrado, push up, de espalda cruzada, sin costura, con aros, etc.
Los tipos de trusas incluyen el hilo dental, la tanga, el bikini o micro bikini, los shorties, bóxers sueltos o ajustados, shorts cortos, calzones (tipo slip, tipo francés, tipo faja, completos, tipo alto, etc.).Cada uno tiene sus beneficios y sus desventajas dependiendo de tu talla, tus niveles de actividad y tus preferencias. Debes probártelos para saber cuál es el adecuado para ti, ya que no hay un estilo bueno o malo, ¡solo una mala sensación!
Asegúrate de que la ropa interior no apriete mucho en los brazos, la cintura y las piernas.
Considera tu actividad diaria. Si practicas deporte, usa ropa interior deportiva que brinde soporte y forma. De igual forma, si pasas el día sentado en una oficina, es importante considerar las mismas características de soporte y forma que tienen las prendas deportivas.Si no eres muy activo debido a una enfermedad o algún otro motivo, podrías necesitar una prenda con menos forma y más suelta.
Imagen titulada Choose Comfortable Underwear Step 66
Revisa cuán ajustadas son las bandas elásticas. Una banda elástica muy ajustada te apretará. Las bandas elásticas de ciertos tipos de ropa interior pueden ser muy ajustadas, lo que puede hacer que corras el riesgo de bloquear el flujo de sangre o irritar tu piel. Si tu ropa interior te deja marcas en el cuerpo después de quitártela, deja de usarla. Una buena ropa interior no debe dejarte marcas en el cuerpo después de usarla.

Considera el uso de ropa interior ecológica. Elegir ropa interior ecológica no solo ayuda a apoyar a una industria de fabricantes que producen materiales de telas sin recurrir a pesticidas, sino que también obtendrás un tipo de ropa cuya producción no implica el uso de decolorantes ni de tintes. Tu ropa interior está en contacto constante con tu piel y se encuentra debajo de tus prendas la mayor parte del tiempo; por ello, dichos químicos pueden causarte irritación de piel. Esto es muy importante si tienes la piel muy sensible.

Considera no usar ropa interior. Si bien esta opción puede escandalizar a algunas personas, para otras, “no llevar nada” debajo de sus prendas es la norma. Si esto te agrada y no es peligroso, antihigiénico ni incómodo, podría ser la respuesta para resolver toda incomodidad. Las desventajas de este método son que las partes sensibles de tu piel estarán en contacto directo con las telas de tus prendas ¡y que podrías sentirte vulnerable y avergonzada si tus partes íntimas quedan descubiertas cuando el viento sopla fuerte o cuando te inclinas! Si vas a probarte ropa, asegúrate de usar ropa interior. Asimismo, ten cuidado con cualquier descarga que puedas sufrir y que podría manchar tu ropa, en cuyo caso sería mejor usar ropa interior.
Es recomendable que las mujeres de pecho poco voluminoso usen una banda hecha de pantis color piel y la aten alrededor de sus senos en lugar de usar un sostén incomodo e innecesario. De esta forma podrás usar un top o un vestido cortos sin sentirte descubierta.

Retira las etiquetas de tu ropa interior después de comprarla. Estas pueden rasparte e incomodarte si tu piel es sensible a ellas. Después de retirarlas, puedes guardarlas en algún lugar en caso de que necesites las instrucciones de cuidado o quieras recordar la marca, la talla y el estilo para que la próxima vez sea más fácil encontrar la prenda adecuada para ti. Puedes comprar ropa interior de algunas marcas que no contienen etiquetas, si así lo prefieres.
Cuida tu ropa interior de forma adecuada. Cuidar bien tu ropa interior es esencial para prolongar su vida útil y asegurarte de que sea lo más cómoda posible. Por ejemplo, los sostenes mal lavados pueden hacer que los aros se salgan y te lastimen cuando los uses. Lee cuidadosamente la etiqueta de cuidados y guarda tu cómoda ropa interior en un espacio limpio y ventilado para no estropearla muy pronto. Lava tu sostén con frecuencia o empezará a oler mal, incluso si acabas de ducharte. Aquí te brindamos algunas ideas para ayudarte a darle un buen cuidado a tu ropa interior:

Guarda tu ropa interior de esta forma:
Doblada y apilada de forma ordenada en gavetas con prendas de estilo similar apiladas juntas.
Para garantizar un fácil acceso, los sostenes, las trusas y las medias deben guardarse por separado.
Si deseas, puedes usar bolsas de malla.
Puedes guardar los sostenes colgándolos en ganchos con muescas.
Nunca rocíes esencias en tu ropa interior, ya que podría causar mucha incomodidad. Si tu ropa interior huele a moho después de guardarlas por un largo tiempo, vuelve a lavarla. Olor a moho.

Reemplaza tu ropa interior con frecuencia. Es una mala idea seguir usando tu ropa interior después de que su vida útil ha expirado. Cuando tu ropa interior empiece a estirarse y pierda su forma, deshazte de ella y compra ropa nueva. La ropa interior que te queda bien hará que te sientas más cómoda y hará que la ropa te quede mejor. Cambiar de ropa interior con frecuencia y seguir las instrucciones de cuidados brindadas prolongarán la comodidad y la vida útil de tu ropa interior de forma significativa. Si bien la ropa interior no cuenta con una vida útil específica, debes determinar cuál es el momento oportuno para cambiarla. Usa las mismas reglas de comodidad y ajuste que seguiste al momento de comprar tu ropa. Si tu ropa interior no te queda bien, tus prendas exteriores no lucirán bien. Aquí te indicamos algunos periodos de vida útil aproximados para tu ropa interior:[17]
Sostenes: entre 3 y 6 meses; más si tienes otros y los rotas. Aún así debes reemplazarlos cada año. El lavado a mano es esencial para los sostenes, debes usar un jabón especial para ropa frágil.

Recicla la ropa interior que está muy vieja, gastada e incómoda. Aquí te brindamos algunas ideas:
Usa tus calcetines gastados como paños para limpiar el polvo|Recicla tus calcetines
Usa la ropa interior no manchada como trapo para limpiar.

Consejos

Las bandas de cintura elásticas se arruinan con el calor fuerte; cuelga o deja secar al aire la ropa interior (incluidas las prendas, sostenes y pantaletas, etc. para ejercicio). Prolonga su vida útil para que no tengas que comprar nuevos muy pronto.
Si las tecnologías antibacteriana y desodorante te interesan, los tipos de telas que debes buscar incluyen a X-static Fiber, Eco-fabric y Hollowfiber.
El propósito original de la ropa interior era proteger a tus costosas prendas exteriores de las partes más malolientes de tu cuerpo (las axilas y la ingle), puedes tener esto en cuenta cuando elijas tu ropa interior.
Busca materiales que absorban la humedad. Si sudas mucho o si trabajas de forma activa todo el día, considera comprar ropa interior hecha con una tela que absorba la humedad. Este tipo de ropa interior puede absorber la humedad y secar rápido. Puedes probarla derramando un poco de agua en la ropa interior, el agua no debe cubrir la tela, esta debe absorberla instantáneamente.
Los astronautas deben cambiarse la ropa interior cada 7 días. ¡Piensa en ello la próxima vez que tu búsqueda de la ropa interior perfecta te desanime!
Las almohadillas extraíbles de un sostén pueden brindar una mayor comodidad, ¡y son más baratas que una cirugía!

Advertencias

No siempre debes relacionar lo barato con mala calidad y lo caro con buena calidad. El ajuste y la comodidad lo determina la persona que vestirá la prenda, no necesariamente la etiqueta con el precio.
Usar algo bonito y cómodo es igual de fácil que usar algo gastado y nada atractivo. La ropa interior bonita puede hacerte sentir mejor.
Cuando compres ropa interior, siempre lávala antes de usarla. No sabes quién pudo habérsela puesto “sin llevar nada debajo” desobedeciendo los reglamentos de los probadores, además siempre es buena idea lavarla para eliminar los residuos que permanecieron después de los procesos de fabricación.
Considera el uso de ropa interior ecológica. Elegir ropa interior ecológica no solo ayuda a apoyar a una industria de fabricantes que producen materiales de telas sin recurrir a pesticidas, sino que también obtendrás un tipo de ropa cuya producción no implica el uso de decolorantes ni de tintes. Tu ropa interior está en contacto constante con tu piel y se encuentra debajo de tus prendas la mayor parte del tiempo; por ello, dichos químicos pueden causarte irritación de piel. Esto es muy importante si tienes la piel muy sensible.

Considera no usar ropa interior. Si bien esta opción puede escandalizar a algunas personas, para otras, “no llevar nada” debajo de sus prendas es la norma. Si esto te agrada y no es peligroso, antihigiénico ni incómodo, podría ser la respuesta para resolver toda incomodidad. Las desventajas de este método son que las partes sensibles de tu piel estarán en contacto directo con las telas de tus prendas ¡y que podrías sentirte vulnerable y avergonzada si tus partes íntimas quedan descubiertas cuando el viento sopla fuerte o cuando te inclinas! Si vas a probarte ropa, asegúrate de usar ropa interior. Asimismo, ten cuidado con cualquier descarga que puedas sufrir y que podría manchar tu ropa, en cuyo caso sería mejor usar ropa interior.
Es recomendable que las mujeres de pecho poco voluminoso usen una banda hecha de pantis color piel y la aten alrededor de sus senos en lugar de usar un sostén incomodo e innecesario. De esta forma podrás usar un top o un vestido cortos sin sentirte descubierta.

Retira las etiquetas de tu ropa interior después de comprarla. Estas pueden rasparte e incomodarte si tu piel es sensible a ellas. Después de retirarlas, puedes guardarlas en algún lugar en caso de que necesites las instrucciones de cuidado o quieras recordar la marca, la talla y el estilo para que la próxima vez sea más fácil encontrar la prenda adecuada para ti. Puedes comprar ropa interior de algunas marcas que no contienen etiquetas, si así lo prefieres.

Cuida tu ropa interior de forma adecuada. Cuidar bien tu ropa interior es esencial para prolongar su vida útil y asegurarte de que sea lo más cómoda posible. Por ejemplo, los sostenes mal lavados pueden hacer que los aros se salgan y te lastimen cuando los uses. Lee cuidadosamente la etiqueta de cuidados y guarda tu cómoda ropa interior en un espacio limpio y ventilado para no estropearla muy pronto. Lava tu sostén con frecuencia o empezará a oler mal, incluso si acabas de ducharte. Aquí te brindamos algunas ideas para ayudarte a darle un buen cuidado a tu ropa interior:

Doblada y apilada de forma ordenada en gavetas con prendas de estilo similar apiladas juntas.
Para garantizar un fácil acceso, los sostenes, las trusas y las medias deben guardarse por separado.
Si deseas, puedes usar bolsas de malla.
Puedes guardar los sostenes colgándolos en ganchos con muescas.
Nunca rocíes esencias en tu ropa interior, ya que podría causar mucha incomodidad. Si tu ropa interior huele a moho después de guardarlas por un largo tiempo, vuelve a lavarla. Olor a moho.

Reemplaza tu ropa interior con frecuencia. Es una mala idea seguir usando tu ropa interior después de que su vida útil ha expirado. Cuando tu ropa interior empiece a estirarse y pierda su forma, deshazte de ella y compra ropa nueva. La ropa interior que te queda bien hará que te sientas más cómoda y hará que la ropa te quede mejor. Cambiar de ropa interior con frecuencia y seguir las instrucciones de cuidados brindadas prolongarán la comodidad y la vida útil de tu ropa interior de forma significativa. Si bien la ropa interior no cuenta con una vida útil específica, debes determinar cuál es el momento oportuno para cambiarla. Usa las mismas reglas de comodidad y ajuste que seguiste al momento de comprar tu ropa. Si tu ropa interior no te queda bien, tus prendas exteriores no lucirán bien. Aquí te indicamos algunos periodos de vida útil aproximados para tu ropa interior:

Sostenes: entre 3 y 6 meses; más si tienes otros y los rotas. Aún así debes reemplazarlos cada año. El lavado a mano es esencial para los sostenes, debes usar un jabón especial para ropa frágil.

Recicla la ropa interior que está muy vieja, gastada e incómoda. Aquí te brindamos algunas ideas:
Usa tus calcetines gastados como paños para limpiar el polvo|Recicla tus calcetines
Usa la ropa interior no manchada como trapo para limpiar.

Consejos

Las bandas de cintura elásticas se arruinan con el calor fuerte; cuelga o deja secar al aire la ropa interior (incluidas las prendas, sostenes y pantaletas, etc. para ejercicio). Prolonga su vida útil para que no tengas que comprar nuevos muy pronto.
Si las tecnologías antibacteriana y desodorante te interesan, los tipos de telas que debes buscar incluyen a X-static Fiber, Eco-fabric y Hollowfiber.
El propósito original de la ropa interior era proteger a tus costosas prendas exteriores de las partes más malolientes de tu cuerpo (las axilas y la ingle), puedes tener esto en cuenta cuando elijas tu ropa interior.
Busca materiales que absorban la humedad. Si sudas mucho o si trabajas de forma activa todo el día, considera comprar ropa interior hecha con una tela que absorba la humedad. Este tipo de ropa interior puede absorber la humedad y secar rápido. Puedes probarla derramando un poco de agua en la ropa interior, el agua no debe cubrir la tela, esta debe absorberla instantáneamente.
Los astronautas deben cambiarse la ropa interior cada 7 días.[18] ¡Piensa en ello la próxima vez que tu búsqueda de la ropa interior perfecta te desanime!
Las almohadillas extraíbles de un sostén pueden brindar una mayor comodidad, ¡y son más baratas que una cirugía!

Advertencias

No siempre debes relacionar lo barato con mala calidad y lo caro con buena calidad. El ajuste y la comodidad lo determina la persona que vestirá la prenda, no necesariamente la etiqueta con el precio.
Usar algo bonito y cómodo es igual de fácil que usar algo gastado y nada atractivo. La ropa interior bonita puede hacerte sentir mejor.
Cuando compres ropa interior, siempre lávala antes de usarla. No sabes quién pudo habérsela puesto “sin llevar nada debajo” desobedeciendo los reglamentos de los probadores, además siempre es buena idea lavarla para eliminar los residuos que permanecieron después de los procesos de fabricación.

 

No olvides compartir en >>


á