Negociación política en Venezuela (Jesús Castillo Molleda)

Jesús Castillo Molleda

Tras 100 días de protestas continuas en contra de la administración del presidente Maduro los sectores radicales han manifestado que no se puede negociar debido a los resultados de la mesa de diálogo de finales del año 2016 y el incumplimiento de los acuerdos por parte del gobierno; mientras que el ala sensata de la Mesa de la Unidad con voceros como Manuel Rosales, Eduardo Fernández, Henry Falcón y en ocasiones Henry Ramos Allup, así como algunos voceros del Gobierno, Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez y Tarek William Saab han manifestado que una negociación con respeto en la que cada sector debe ceder es la medida más sensata para resolver la crisis, y si se analiza el escenario político actual ambos sectores necesitan llegar a acuerdos en el corto plazo.

La MUD acompañada de la sociedad civil establecieron una agenda de calle la cual no ha logrado el principal objetivo, es decir, que el gobierno desista del llamado a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y convoque a unas elecciones generales; y el gobierno no ha logrado que sus opositores abandonen la lucha de calle y tampoco resolver la grave crisis económica que agobia a los venezolanos, de allí surge la necesidad de negociar, a pesar de que se diga que todo obedece a una manipulación, chantaje y traición por parte de los que negocian.  Si la MUD en 100 días solo ha logrado animar al 6% de la población opositora para que los acompañen en todas las actividades convocadas, marchas, trancones, asambleas, vigilias y en el ámbito internacional de los 193 países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) hasta ahora solo 20 países con respaldo de sus gobiernos se han manifestado a favor de la MUD (Menos del 12% de los Gobiernos del Mundo).

Y ahora la MUD decide convocar para el domingo 16 de julio de 2017 un plebiscito (Consulta Popular) para demostrar fuerza ya que este proceso no es vinculante para que el presidente deje sus funciones. Desde el 30 de marzo de 2017 la Fiscal General de la República acompañada de otros oficialistas se manifiestan en contra de la Constituyente, pero a pesar de todo, el gobierno se mantiene en Miraflores.

Está claro que la oposición venezolana debe estudiar una nueva estrategia para lograr quebrar al gobierno o decidir si deben seguir negociando para conseguir medidas como la ocurrida con el líder más emblemático de la MUD, Leopoldo López, que a pesar de estar recibiendo señalamientos incomprensibles y egoístas por parte de los radicales (es bastante estúpido acusar a Leopoldo y a su esposa de traidores) logró obtener una medida cautelar de casa por cárcel. En este sentido, es importante analizar que Leopoldo es uno de los pocos políticos que se ha entregado al poder judicial venezolano sabiendo que los intereses políticos prevalecen por encima de la lógica jurídica. La medida de casa por cárcel, sin duda fue una decisión costosa para el gobierno que también enfrenta a sus radicales pero entiende que esa decisión le abre puertas; y mientras tanto, Leopoldo tendrá la oportunidad de buscar las maneras de no ser olvidado como le ha pasado al general Baduel, Antonio Ledezma, Ceballos, entre otros, que solo hablan de ellos sus familiares y amigos más cercanos. Para un político la cárcel (mientras este en ella) puede ser usada como un elemento de marketing político para victimizarse y agarrar popularidad.

El ex presidente Rodríguez Zapatero avalado por el gobierno Español y la venia de Rusia, China y Cuba actuó en la liberación de Leopoldo López así como en la de Manuel Rosales, y actualmente está trabajando junto a los hermanos Rodríguez y el defensor del pueblo en la liberación de otros presos políticos. Las posibilidades de que el gobierno abandone su tarjeta de salvación (la ANC) para mantenerse en el poder por un tiempo más, depende en gran medida de un quiebre a lo interno de parte de las instituciones que lo respaldan de la mano de las fuerzas armadas, o una negociación que le permita sobrevivir hasta finales del año 2018. Como lo dijo Dana Weiss “Solo quien piense que negociar es una muestra de debilidad no comprende que negociar es una muestra de fortaleza para resolver conflictos”.

[email protected]                             @castillomolleda

S.H. Jesús Castillo Molleda (Profesor Universitario, Politólogo, Emprendedor, Locutor).

 

No olvides compartir en >>


á