La inflación y la especulación empañan graduaciones en los colegios populares de Maracaibo

graduaciones

Foto: Mysol Fuentes

La inflación y la especulación aguan las graduaciones en los colegios populares de Maracaibo, fiestas, caravanas y actos solemnes, haciendo maromas para que la inflación y la especulación no impidan las celebraciones.


Si bien es cierto que julio es el mes más esperado por los graduandos, este año los altos costos han impactado sobre estas actividades y muchos planteles se han visto en la necesidad de prescindir de las celebraciones para reducir los costos, y han decidido darle prioridad al acto de entrega de certificados académicos.

En la Unidad Educativa Domingo Sarmiento de las 28 promociones, 26 han sido en exteriores, pero desde hace dos años redujeron el protocolo de celebraciones y se limitan a hacer los actos de graduación en el salón de usos múltiples del plantel, esto motivado a los altos costos de los teatros de la ciudad, así como de preparación y sonido que ya no podían cubrir los padres y representantes.

Fuentes del colegio confiesan que aunque el espacio no es cómodo, ya que es pequeño y los aires acondicionados no dan abasto, no tienen otra salida que efectuar los actos allí mismo.

Educadores de esa casa de estudios revelan que se ha perdido el interés por los actos educativos y los representantes dan más cabida a las fiestas y actividades externas que organizan los mismos alumnos. “Los padres prefieren invertir en franelas costosas, caravanas, fiestas que un acto bien bonito”.

El 13 de julio es la fecha para graduar a sus 58 alumnos de bachillerato y ya se encuentran en el acondicionamiento del salón que acogerá cerca de 150 personas.

En el colegio Canta Claro a pesar de la crisis mantienen la tradición, con la ayuda y colaboración de los alumnos llevan a cabo las actividades que comprenden último timbre, fiesta de fin de curso y el acto de grado, que se realiza en la institución. Así como la caravana, en la que este año incluyeron un trencito para hacer más divertido el paseo.

Recalcan que los muchachos con su entusiasmo preparan todo y el colegio los apoya.

Una realidad más “cómoda” se vive en otros colegios, por ejemplo el Claret, donde designan un comité de graduación para encargarse de los preparativos. En esta institución cada año realizan un acto de promoción para los alumnos de sexto grado, que son recibidos por los de último año de bachillerato, una ceremonia simbólica para recibirlos en esta nueva etapa. Acto, que según una representante, está llena de sorpresas. También realizan una misa.

Para la graduación de bachilleres las celebraciones externas son opcionales, al igual que en otras instituciones. Sin embargo, la preparación es igual de importante para los chicos, desde el día antes del último timbre comienza la fiesta. De todos estos preparativos se encarga el comité de graduación, que realiza el presupuesto de cada una de las actividades y comunica el monto de la colaboración a cada uno de los representantes.

Este año, el Claret continúa el curso de las celebraciones tal como cada año. Representantes aseguran que no ha habido reducciones en el presupuesto ni en actividades concernientes a la promoción.

En el Bellas Artes, la situación es similar, informaron que sus actividades ya culminaron y los actos de graduación ya los realizaron sin inconvenientes.

Otros planteles informaron que debieron reprogramar los actos de grado debido a las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente, por lo cual adelantaron las celebraciones y se efectuaron a la par de remediales y reparaciones de materias para ganar tiempo.

Fotos: Mysol Fuentes
Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á