Instrumentistas de la gaita, Juan Abreu y Ramír Salazar (Ramón Alí Soto P)

 

Instrumentistas de la gaita, Juan Abreu: “En la gaita, la adrenalina me la dá la tambora”. (Ramón Alí Soto P)

Tiene dotes de cantante, pero en la gaita la adrenalina se la dá el tocar la tambora y el aplauso del público, Juan Alberto Abreu Delgado, Marabino nacido el 24 de noviembre de 1965. Aprendió captando visual y auditivamente a Jhonny Flores, fundador tamborero de Guaco, quienes tocaban todos los domingos en el club Bella Vista, del cual su papá Bizancio Abreu Montero era socio.

“Practicaba en mi casa repitiendo lo que veía”.

En 1985, por inquietud de Oscár González en hacerle un homenaje a las madres en su día, en el Liceo Alejandro Fuenmayor de la Maracaibo mía, ubicada en el sector 18 de octubre, donde estudiaba Oscár, al juntarse el talento, tocaron e interpretaron las gaitas con los instrumentos que les prestara la Directora  del mencionado liceo. Tanto gustó ese conjunto que siguió en pie la amable actitud de quien les prestaría los instrumentos para formar el Conjunto llamado entonces “Los Parranderos” luego se le cambió el nombre a Jóvenes Gaiteros, nombre con el cual grabaron dos temas que sonaron a nivel radial.

Muy poco tiempo después de esto Oscár y su hermano Orlando González deciden llamarlo Koquimba, buscando un nombre único, comercial y aún más identificativo. En 1987 se convirtieron en Grupo Revelación del año con su primer éxito “Los Entierros” gaita de Arcadio Martínez.

En 1989 se dió a conocer Juan por ser la famosa voz que imita a una gallina en el tema La Crianza de Arcadio Martínez, jocosa gaita que evoca al Maracaibo aquel en el que en cada patio de las casas se criaban animales domésticos, desde entonces lo llaman “La gallina del Koquimba”, porque en los momentos previos a cada presentación dándole un toque de buen humor al ambiente emulando el cacarear de la nombrada ave.

Admira a muchos gaiteros, de los que ejecutan su preferido instrumento destacan, Albis Reyes, Humberto “El ovejo” Sánchez y Jhonny Flores. Juan Abreu tiene un incomparable amor por su divisa, toda su trayectoria ha sido en el Koquimba, tiene una relación familiar con su agrupación, en la actualidad continúa con ellos.

Tocar, ejecutar para él es más que un pasatiempo, es su pasión, lo hace desde el alma, Juan Abreu, referencia del Koquimba, tiene muy buena memoria, es un talento que reconocemos, un ser jovial, no hay momento donde esté quieto, es muy alegre. Actualmente es el único ejecutante de la tambora de Koquimba.

@ramonsotop.

Instrumentistas de la gaita ,Ramír Salazar: “La gaita es una de mi formas de vida, yo amo lo que hago”. (Ramón Alí Soto Parra )

 Nació en Valles Fríos,el barrio gaitero de la popular y emblemática parroquia Santa Lucía de Maracaibo, el 24 de noviembre de 1976, mes del canto y devoción a la Vírgen morena, mes de fragancia divina, parafraseo al poeta Luís Ferrer, mes en el que se siente el perfume indefinible en predios de San Juan de Dios. Hijo de Miriam Semprúm y Ramón Salazar, por parte de su mamá es familia del reconocido, admirado y respetado maestro de la radio Rómulo Enrique Semprúm, el primer cuatro que tocó era de su querido tío Rómulo, quien , además de excelente locutor, fue ejecutante de este instrumento con Santanita y Rincón Morales y voz oficial de presentación del famoso Festival Una gaita para el Zulia.

Sus inicios musicales se dan en la Iglesia San Benito, allí en el sector donde fue criado, Valles Fríos, su tutor fue José Luís Pulgar lo ayudó en buena medida, mostrándole como eran algunas notas. Ramír es autodidacta, aprendió viendo y oyendo por su cuenta.

Estuvo un año con Las Espiguitas del Padre Vílchez, experiencia muy grata puesto que recuerda con gran satisfacción como trabajaba Monseñor Vílchez con niños de una forma muy adecuada, y organizada “El padre Vílchez es un baluarte de lo que es el género, de lo que significa el Zulia y su costumbres”. La huella del Padre es imborrable, formó mucho talento que hoy está distribuido en distintos conjuntos, podemos decir que en una notable mayoría de conjuntos y agrupaciones está su sello “Es digno y significativo que prácticamente cada agrupación tiene un representante bien sea de Las Espiguitas, de Los Zagalines, De los Zagales, del Conjunto San Francisco y pues yo tuve la fortuna de participar allí”.

En 1992 y 1993 ingresa al conjunto Ecos del Zulia, al lado de Luís Fernando Borjas, Carlos Javier Bermúdez y Wilfredo Delgado. Desde 1994  estuvo entre las filas de Maragaita, compartiendo con figuras como Luís German Briceño, Carlos Méndez, Aarón Prieto, entre otros. En 1998 grabaron en el estudio Harmony de Heriberto Molina, en esa cercanía con la zurda de oro, se fue haciendo una amistad. “Heriberto Molina un gran amigo, me lleno de oportunidades” . Ramír siempre estuvo muy ligado a Heriberto, él lo enseñó a componer, lo aconsejo como rimar, cuantas sílabas debe tener el verso, fue su inspiración para componer… “Heriberto nunca fue mezquino, siempre quiso compartir y más con nuevas generaciones sus conocimientos”.

Recuerda que Heriberto ayudaba con mucho cariño al cantante, cuatrista y compositor José Sulbarán hijo. Nos cuenta que hasta el último momento de su vida, fue muy cercano a él, tuvieron una amistad muy hermosa, de hecho Ramír participó en la grabación de las 100 gaitas del Siglo, producción que se hizo allí en el estudio Harmony, idea de Heriberto, estuvo allí presente como corista y cuatrista.

En 1999, al salir de la filial de la gaita, entra a Las Estrellas del 2000, conjunto que formó Humberto “El ovejo” Sánchez  en donde se ubicaba mucho talento, Astolfo Romero, Germán Ávila, Danelo Badell, Albis Reyes, Gilberto Ferrer, Leandro Lenin, Chuchito Ibarra, Heriberto Molina Jr, citando algunos.

En el año 2000, se va a la capital, a Caracas “Ciudad de luces, remanso de belleza…” diría Rafael Rodríguez. Allá forma parte de Happy Gaita, estando con ellos por cinco temporadas. A Happy gaita lo une un lazo de amistad, de hermandad con sus dueños e integrantes, por eso es colaborador consecuente de ellos.

Desde el año 2006 forma parte del conjunto Sabor Gaitero hasta el año 2008. Luego estuvo un par de años con Energía Gaitera, y posterior a esto le llegaría la oportunidad de ser el director musical de los Cardenales de Tito Suárez. En el año 2016 estuvo con Gaiteros de Pillopo y en el 2017 regresa a Maragaita. Como buen mariano forma parte activa de Los Chiquinquireños y cada año le ofrece su talento a la Vírgen Chinita.

Ramír Francisco Salazar Semprúm domina el cuatro, canta y maneja bien los instrumentos fundamentales de la gaita, además, tiene un conocimiento esencial para ejecutar la guitarra. Ha colaborado, ha participado en distintas agrupaciones como  Gran Coquivacoa, El Tren Gaitero, Somos, Maracaibo 15, D’Total zulianidad. Tuvo la oportunidad de grabar con Voz Veis un disco de navidad, en donde incluyeron una gaita cantada por Neguito Borjas y en el aportaría su talento como cuatrista. Dicho disco fue ganador de un Grammy Latino.

Ramir es fundador de la Fundación para la Academia de la Gaita, FUNDAGRAEZ experiencia que ha marcado su vida “Amo transmitir los conocimientos que tengo, formar a los chamos, a los jóvenes y a los adultos también”.

Trabaja por vocación y compromiso con la virtud de transformar para bien y evitar que todo aquel que este en algo negativo permanezca hundido en la oscuridad, él ama llevarlos a espacios recreativos, para sembrarles el amor por la música, explicándoles con mucha pasión y esmero, Salazar es un luchador infatigable que día a día busca reproducir nuestro ritmo. A través de las redes sociales difunde gaitas con sus acordes y sus compositores. Un joven valor de nuestro Zulia artístico al servicio de Venezuela.

 

No olvides compartir en >>


á