Familiares de “El Chino” alegan que él no es responsable de los ataques a discotecas con bombas lacrimógenas

"El Chino"

“El Chino”. Foto: Cortesía

Familiares de Edgar José Romero Chuy, de 26 años, alias “El Chino”, se hicieron presentes en Noticia al Día para manifestar su derecho a réplica e informar que el joven no es responsable de haber ordenado, ni mucho menos, lanzado varias bombas lacrimógenas a las discotecas Mi Vaquita y Mi Ternerita norte, la madrugada del pasado 9 de julio.

Ana Romero, hermana de “El Chino”, quien fue detenido por la Guardia Nacional Bolivariana el pasado 14 de julio durante la operación Tum Tum, por ser uno de los autores de los ataques a dichos establecimientos, expresó que “él se encontraba ese día en casa de su novia y no salió de ahí en toda la noche”.

“A mi hermano lo vinculan con esos hechos solo porque estaba metido en un grupo de WhatsApp, conformado por muchachos que se dedican a protestar en las calles”, sentenció la hermana de “El Chino”, quien destacó que el día anterior al arresto de su hermano un amigo de él también fue aprehendido.

La mujer acotó que Edgar José no tenía tiempo para andar protestando en las calles, puesto que desde hace nueve meses trabajaba en el restaurante del Colegio Los Robles, donde fue capturado por los funcionarios.

“En su trabajo pueden dar fe de que mi hermano nunca ha faltado al trabajo en nueve meses, por lo que es imposible que se la mantenga protestando y mucho menos haciendo cosas de la que lo señalan”, expuso Ana.

Según sus familiares, “El Chino” fue sacado a la fuerza, el pasado viernes a las 11:00 de la mañana, por los uniformados de su lugar de trabajo y fue llevado a la urbanización Loma Linda, donde aseguran “les fue sembrado todo ese material de guarimbas”.  Precisaron que ellos (parientes) se enteraron de la noticia de su arresto a las 2:00 de la tarde y que desde entonces no saben de él.

“Al parecer lo tienen detenido en el Core 3, pero no nos lo dejan ver. Tampoco permiten el acceso a sus medicamentos y él es alérgico y sufre de la tensión.

Como se recordará la referida madrugada al menos unas 900 personas vivieron varios minutos de pánico cuando los artefactos químicos fueron detonados por grupos violentos, quienes vulneraron los controles de seguridad de los locales.

Tras este lamentable, a pesar de que no hubo pérdidas humanas que lamentar, muchas personas resultaron con lesiones como fuertes contusiones y heridas producidas por los cristales rotos de ventanas y vasos.

Finalmente, los familiares de “El Chino” piden a las autoridades que les permitan visitarlo para saber cómo está.

Lea también: “El Chino” comandaba a los “guarimberos” de la zona norte y tenía su guarida en Residencias Loma Linda

 

 

Noticia al Día

 

No olvides compartir en >>


á