El Mercado Las Pulgas desde adentro, una mirada al corazón del comercio marabino (+Infografía)

Las Pulgas es el tercer mercado más grande de América Latina con 37.092 m2 se erige sobre la capital del estado Zulia, específicamente entre las parroquias Bolívar y Chiquinquirá donde se encuentran las instancias más relevantes de la ciudad, como la Gobernación del estado Zulia, la Alcaldía de Maracaibo, el Consejo Legislativo, el Banco Central y la casa donde reposa la Virgen de Chiquinquirá, la patrona de los zulianos. Así como la vía donde convergen las principales rutas de transporte público de la ciudad.

Mercado Las Pulgas, Las Pulgas Maracaibo, Mercado Maracaibo

Imagen: María Daniela Ramírez

El Mercado Las Pulgas, ubicado en la avenida 100 Libertador, con calle 14, entrando por la calle Urdaneta, está dividido en 12 bloques, de 250 casillas cada uno, alberga en su estructura 3.000 comerciantes formales y más de 6.000 informales. Su infraestructura es considerada una de las más antiguas del siglo XX, creada por el antiguo Banco Obrero, en el año 1972 con el objetivo de reivindicar a los comerciantes del Mercado Principal, La Marina y los de la Plaza Baralt y sus alrededores, cuyo desalojo se hizo necesario para dar paso a los trabajos de renovación del casco central.

La avenida Libertador abre paso al submundo de Las Pulgas

En 2003 estas instalaciones corrieron peligro, al surgir una propuesta que establecía construir un centro comercial llamado “Buchones Mall”, que pretendía demoler la estructura existente.

Este proyecto sería encabezado por accionistas públicos y privados dentro de los cuales participarían inversionistas venezolanos, brasileños, italianos, y chinos. Este plan fue repudiado por la colectividad y descartado por pretender desvanecer la idiosincrasia que alberga este gigante del comercio marabino.

A sus 45 años, este mercado popular es la principal zona de mayoreo del estado, albergando puestos cuyas ventas se especializan en nutrir otros comercios menores dentro y fuera del mismo. Su fuerte es la venta y distribución de productos alimenticios, como carnicería, charcutería, víveres, confitería, frutas y hortalizas, pescadería; así como ventas de ropa, quincallería, ferreterías, textiles, lencería, mueblería, reparación de calzados, artículos electrodomésticos e industriales, entre otros.

El submundo de Las Pulgas

Los carretilleros ocupan el poco espacio libre en las vías

Uno de los rasgos que destaca esta gran zona comercial, es su estado de congestión debido a la carencia de espacio. La avenida y las calles que lo conforman se han quedado pequeñas para las operaciones de carga y descarga de mercancías, la falta de áreas para el estacionamiento de vehículos acorde al volumen de visitantes y comerciantes acentúa aún más la problemática, y a estas dificultades se agrega la ubicación de puestos de vendedores informales, y el tránsito de carretilleros, que hacinan las áreas de circulación.

Así mismo, se pueden enumerar diferentes flagelos que afectan a la comunidad de comerciantes que hace vida dentro, entre ellos, la venta ilegal de licores, el libre expendio de drogas, redes de prostitución infantil, indigencia, inseguridad, las llamadas “pirañas”, que pueden ser niños o adultos, sin embargo, hay un alto índice de menores, calificados como arrebatadores de mercancía y carteras, que es un problema socio familiar, padres que abandonan a sus hijos a la intemperie y estos hacen vida dentro del mercado.

El contrabando de alimentos, medicamentos y artículos de aseo personal parece incontrolable dentro de Las Pulgas, artículos sin permiso sanitario, con fecha de vencimiento y elaboración borradas, sin empaque y hasta destapados son algunas de las situaciones comunes a las que se enfrentan los compradores deseperados que acuden allí, sin contar “el atraco” que significa pagar hasta 10 veces más del valor real del arículo.

Marco Cano, comerciante miembro de Asominoristas

Marco Cano, delegado de seguridad de los bloques 5 y 6 y miembro de la Asociación de Comerciantes Minoristas de Las Pulgas (Asominoristas), destaca que “los mismos comerciantes se cuidan entre ellos”, ante la falta de seguridad dentro del recinto.

“Es muy difícil que te roben dentro porque ya están avisados”, dijo. Recalca que la Policía Regional hace rondas en la parte externa y cuentan con un módulo policial en El Malecón, lo que a su juicio, ha reducido los robos.

Como agremiado y comerciante critica algunas políticas que se llevan a cabo, por ejemplo, “el estacionamiento de El Malecón no debería estar privatizado, debería contar con mayor seguridad y esos recursos deberían destinarse al mercado”.

La falta de políticas de recolección de desechos sólidos ahoga en basura los callejones del mercado

Aunado esto, la calidad de vida va decayendo conforme la desidia se va apoderando. Al adentrarse a los callejones toca toparse con la carencia de servicios públicos. Las aguas negras es un problema que aleja a muchos compradores por la insalubridad que genera, sin embargo, los comerciantes se han acostumbrado a este ambiente y ya lo ven “normal”. Algunos comercios para contrarrestar el flujo de aguas a las puertas de su negocio hacen canales de cemento que lo desvían hacia la vía principal.

Sheila Ravel, nueva presidenta de Asominoristas

La actual presidenta de Asominoristas, Sheila Ravel, lamenta tomar la directiva de la asociación tras la muerte de Egalo López, antiguo director, en circunstancias tan deplorables.

Sin embargo, asegura que emprenderá el censo para organizar nuevamente a los comerciantes de Las Pulgas y con ello, elaborar proyectos de recolección de desechos, pedir nuevamente contenedores de basura a los entes municipales y estadales, solventar los problemas de aguas servidas y de electricidad entre tantos desmanes que sufren diariamente.

De igual manera, Ravel reitera el llamado a los entes gubernamentales a atender los problemas del mercado más importante de la ciudad, “no nos damos por vencidos, a pesar de estar olvidados por todo el mundo, queremos que Las Pulgas sea lo que merece ser, pero necesitamos ayuda”.

La cultura en su máxima expresión

Orlando Gutiérrez, locutor de Radio Las Pulgas 104.9

Bien podría creerse que existen pocas cosas buenas y rescatables en Las Pulgas, sin embargo, es fascinante estudiar cuántas culturas convergen y se amañan a la marabina dentro del mercado. Orlando Gutiérrez, locutor de Radio Las Pulgas 104.9, destaca que “es increíble ver árabes, por ejemplo, diciendo ¡qué molleja!, chinos, italianos, colombianos, japoneses y de todas partes del mundo conviviendo, adoptando nuestra cultura y aportando parte de la suya a la nuestra en el día a día del mercado; un estudio cultural aquí dentro sería magnífico”.

De igual manera, desde Las Pulgas 104.9 FM estéreo “La voz del centro”, se da a conocer la verdadera imagen de lo que vive sufre y siente el comerciante. Esta emisora comunitaria que salió al aire el 1 de agosto del 2005, se encuentra ubicada en el bloque 5 del Mercado Las Pulgas casillas 5 y 6, desde su comienzo hasta la fecha ha pasado por tres diales, los cuales son: 104.1 FM, 104.7 FM, y hoy en día 104.9 FM.

Este proyecto surgió de la razón de los comerciantes que se dispusieron a ir en contra de la destrucción del mercado para construir un nuevo mall, en lo que dejaría de ser el Mercado Las Pulgas. En la actualidad se encuentran en pugna por su sede.

En Las Pulgas también se ha promovido la circulación de un semanario y un periódico mural, para generar el acercamiento cooperativo entre comerciantes como comunidad comercial participativa, actualmente no funcionan estos medios.

Norelys Martínez
Fotos: José López
Infografía: María Daniela Ramírez
Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á