Angélica Taborda: Una guerrera del periodismo en Venezuela

Angélica Taborda

Foto: José López

Una actitud firme, una perseverancia envidiable y una ética  inquebrantable  llevaron a Angélica Taborda a probar lo dulce y lo amargo del ejercicio del periodismo en Venezuela.

Tras escoger la Comunicación Social como vía para realizar su sueño de incursionar en el cine conoce el mundo de la televisión, el cual la atrapa y la hace recorrer caminos jamás imaginados por ella.

De esa forma, al culminar sus estudios comienza a hacer unas pasantías en el Canal 11 del Zulia, donde confiesa, aprendió herramientas fundamentales de la pantalla chica, “fueron dos años de mucho aprendizaje”, añade.

Más tarde, la necesidad de crecer se hizo imperativa y la búsqueda de nuevas oportunidades la lleva a pisar Radio Caracas Televisión, y a pesar de contar con un contacto, esa puerta no se abrió para ella. Sin embargo, reza el dicho que mientras se cierra una puerta, cien se abren, y para Angélica se abrió la correcta, asistió a un casting en Venevisión, canal que se encontraba rediseñando su espacio de noticias para cambiar su formato y es elegida para formar parte del Noticiero Venevisión.

Aunque nunca imaginó llegar a estar frente a la televisión nacional y cubrir la fuente de sucesos, aceptó el reto con decisión. Ese profesionalismo la llevó en poco tiempo a convertirse en corresponsal Jefe en el Estado lo que le abrió más puertas y fue creando una nutrida agenda de contactos, con lo que logra destapar los lados ocultos de la frontera con Colombia, que era un tema poco tratado.

Recuerda que realizó varios trabajos especiales en la frontera que le valieron ganarse un poco el malas miradas de sus colegas tras la competencia que existía en el periodismo de entonces. Sus contactos la llevaron también a ganar “tubazos” en la frontera, esas exclusivas le valieron el respeto y la credibilidad que hoy ostenta.

Angélica Taborda

Foto: Cortesía

Esa etapa en Venevisión fue la más fructífera de su carrera, que le aseguró varios premios importantes como la “Órden Francisco de Miranda”, distinción que le fue otorgada el expresidente Rafael Caldera, dirigida a profesionales cuyo trabajo sirve de un importante aporte o servicio al país; además del “Premio Nacional de Periodismo Monseñor Pellín” considerado el más prestigioso premio de periodismo en Venezuela  que se otorga, según sus postulados, a periodistas, cuyo trabajo se distinga “por su alto standard de calidad y contenido ético”. Premio que otorga la Conferencia Episcopal Venezolana.

Además ha sido merecedora de todos los premios regionales, municipales y estadales de periodismo, el premio Mara de Oro, como Mejor Periodista de Televisión y ha recibido innumerables reconocimientos de entes que hacen vida en el país.

Esta trayectoria, de más de diez años, también incluyó una etapa como  ancla en la emisión matutina del Noticiero Venevisión y como presentadora del espacio de arte y espectáculos de la emisión meridiana. Etapa que concluyó intempestivamente cuando llegaba al punto más álgido de su carrera.

Todo parecía ir de maravillas al presentar internacionalmente uno de sus trabajos más emblemáticos, “Latinoamérica, Escenario de Contrastes”, trabajo de 5 minutos que fue producido estilo documental y que narraba desde lo más profundo la situación de las muertes infantiles  por desnutrición en La Guajira, en contraste con las riquezas petroleras y el populismo de los gobiernos de entonces. Reportaje que la hizo hacerse del tercer lugar del Concurso Latinoamericano de Periodismo CNN25, con el que conoció la gloria y a la vez la censura.

Angélica Taborda

Foto: Cortesía

Este gran honor de ser reconocida internacionalmente, para Angélica Taborda constituyó lo más emblemático de su profesión y señaló desde ese momento hacia dónde quería ir, y aunque por ese trabajo tuvo que salir de Venevisión, asegura que su credibilidad es inquebrantable, para ella, ser honesto y buscar la verdad es un deber del periodista, pero además  “no tergiversar la realidad de lo que está ocurriendo y ser incisivo cuando tiene que serlo”.

Hoy, Angélica se siente como pez en el agua pese a no hacer más diarismo. Desde su cabina en Unión Radio profundiza en entrevistas a través de un programa, el cual es la forma en la que puede ofrecer un periodismo libre y aportar lo necesario a la información en Venezuela. “Estamos carentes de información real, y yo hago las preguntas que debo hacer, a quien las tengo que hacer; tratar de develar si hay algo oculto, eso es un gran aporte en estos momentos”, señala.

Así mismo, no descarta volver a la televisión, confiesa que tiene un nuevo proyecto en puertas. Al preguntarle sobre las características que debe tener una producción televisiva para tenerla de nuevo en la pantalla, asegura que sin lugar a dudas debe ser un programa que “muestre”, “no me gustan los programas de preguntas y respuestas, eso es como hacer radio para televisión, desearía un programa que esté en la calle dando a conocer lo que vive la gente”.

Angélica TabordaReconoce que un proyecto de ese tipo en estos tiempos, por cuestiones de presupuesto, sería difícil hacerlo, sin embargo, cree fielmente que es la línea que debe seguir, que es necesario volver a hacer periodismo libre.

Como recomendación a la actual generación de periodistas, Angélica Taborda exhorta a retratar la verdad tal como sucede, a mantenerse informado y a cosechar fuentes que puedan ayudar a formarte una reputación y credibilidad, pero advierte que “no se debe caer en los apañamientos, donde te puedan tildar de ‘enchufado’. Es enfática en decir que la fórmula de todo buen  periodista siempre será la honestidad “y saber que su credibilidad es su patrimonio y no lo puede perder”.

Norelys Martínez

Fotos: José López

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á