Farías, estratega atigrado

De acuerdo a las estadísticas de asistencia de público a los estadios en los campeonatos ligueros de los últimos cuatro años, el equipo atigrado se ha constituido en el más taquillero convocando a un promedio de 18.000 hinchas por partido. Estos 18.000 hinchas son también 18.000 directores técnicos en el escenario deportivo, donde los criterios son diversos sobre la presencia de tal o cuál jugador en la cancha. Opinan sobre los cambios que deberían efectuarse y así una serie de opiniones que al no estar de acuerdo con ellas y con resultados adversos, piden la cabeza del director técnico, el más visible del fracaso, siendo que quienes disputan los partidos son los jugadores.El ser parte de un onceno que el director técnico envía a la cancha, supone que a lo largo de la semana de entrenamientos, el jugador ha demostrado estar apto física, técnica y psicológicamente para enfrentar al adversario que tiene al frente, tomando en cuenta su jerarquía y el escenario donde se disputará el encuentro.

Teniendo el material humano disponible, el director técnico determina en las prácticas la estrategia que pondrá en marcha en un partido de acuerdo a las características de juego que tiene el adversario y en ese ámbito desde la llegada del director técnico Cesar Farías al equipo atigrado hace más o menos un año, los 18.000 perseverantes hinchas, respaldaron unánimemente sus acertadas decisiones que a la fecha lo clasificó como Campeón de la gestión 2016, avanzó de la eliminatoria Pre-Libertadores de América y actualmente se encuentra con buen pie en una de sus series con bastantes posibilidades de pasar a la otra instancia. Pero ¿cuál fue el trabajo efectuado por el director técnico Farías que otros no pudieron consolidar en resultados como él lo está consiguiendo con el mismo equipo?. Sin lugar a dudas, es la IDENTIDAD DE JUEGO que Farías impuso en el equipo, donde cada uno de los jugadores tiene un rol específico que desempeñar de acuerdo a su potencial bajo un sistema de juego que no desentone una estrategia que debe ser mantenida aún el resultado sea adverso. Con salidas desde el arco, con balón al ras del suelo, apertura a los costados y entrega horizontal al medio campo, donde tiene jugadores con bastante habilidad para profundizar los envíos a delanteros ávidos de gol que pueden o no conseguirlos de acuerdo a las circunstancias sin desesperarse, porque la revancha aparecerá en cualquier momento y esa línea de juego seguirá todo el partido, sin enviar el balón a ponchazos al área en busca de un cabezazo salvador, que en última instancia puede darse, pero siempre manteniendo el orden, que a los ojos del espectador representan un deleite por la seguridad en los pases, por la gambeta oportuna y bien ejecutada, el pase óptimamente direccionado y que de por sí solo, representa un espectáculo que viene a ser el examen de todo lo trabajado durante la semana previo al partido. Naturalmente que no todo es color de rosa para la labor que cumple el director técnico Farías, que sabe qué es dirigir a un plantel, como lo hizo en Eliminatorias del Mundial con Venezuela en sus buenos momentos y que siempre se va a encontrar con gente que al verse disminuida frente a su capacidad, el insulto y las amenazas estarán siempre latentes al ser un personaje público que no le disminuye en lo mínimo su capacidad, más por el contrario lo engrandecey lo que le queda es simplemente ser tolerante con quiénes no lo aceptan, pero creo que puede estar seguro que la hinchada atigrada, valora de sobremanera, la IDENTIDAD DE JUEGO que le ha dado al equipo de The Strongest.

El Diario.net

No olvides compartir en >>


á