El pranato pacífico y democrático (Luis Semprún Jurado)

 

 

Luis Semprún Jurado

 

“Hay personas que insisten en mostrar tus errores porque no saben como manejar tus aciertos y logros”

REFRAN POPULAR

 

“¡Camarita, camarita! … Aunque ya le he dicho que se me agotó la capacidad de asombro para con esta oposición apátrida y disociada, tengo que reconocer que aun le queda actitudes para hacerlo. Los derechos de la mayoría de los venezolanos han sido conculcados por el ‘pranato pacífico y democrático’, o por lo menos eso es lo que piensan con su terrorismo mediático y guerrerista. Hacer comparaciones es algo que a veces causa risa pero hay un dicho en los Andes que los retrata perfectamente y es ‘que hablan pa’lante y pa’tras’. Piden pan durante más de un año y cuando le ofrecen pan dicen que no, que lo que quieren es arepa. ¿Quién los entiende? ¿Quién sabe lo que quieren? ¿Quién puede traducir sus petitorios para que el resto de nosotros los entendamos? ¿Quiénes pagan los platos rotos de sus berrinches de niños malcriados? ¿Hasta cuando nos vamos a calar que un grupito de ‘hijitos de papi y mami’ pongan a nuestros jóvenes como carne de cañón en todos sus actos terroristas porque tienen reales con que pagarles el vandalismo? ¿Cuándo vamos a ver a sus hijos e hijas, hermanos y hermanas, sobrinos y sobrinas, sus parejas o a cualquiera de sus seres queridos encabezando las supuestas ‘marchas pacíficas’ a las que convocan, que no son otra cosa que llamados a la violencia, el vandalismo y la desestabilización, sin que les dé ‘algo’ a ellos y abandonen los lugares de peligro en los que dejan solos a los hijos del pueblo tarifados?” Sacó uno de sus cigarrillos, lo encendió y continuó: “Es decir, quieren llevarnos a una guerra civil mientras ellos miran los toros desde la barrera, cobijados por la seguridad de sus guardaespaldas, lejos de la acción. ¡O sea!”

El renacimiento del vandalismo en Venezuela tiene nombres y apellidos. Con respeto a la manera de pensar de muchos venezolanos que pueden estar en desacuerdo con las políticas del gobierno, derecho consagrado y respetado por todos los verdaderos demócratas del mundo, me atrevo a asegurar que el sentir de gente como Freddy, Julio Andrés, María Corina, Lilian Adriana, Henry Lisandro, Henrique a secas, Juan Guillermo, Miguel Alejandro, Juan Gerardo, Ramón Alberto y otros tanto que se autodenominan “líderes” de los grupos que hacen vida en la agonizante e insepulta MUD, no los representa; más aún, que contrarían sus deseos de una vida en paz, con dificultades pero buscando unidos soluciones a éstas.

El ejemplo dado por Ramón Muchacho, alcalde de Chacao, deja en evidencia cuales son sus verdaderas intenciones cuando se pasea señorialmente por las calles de su municipio acompañado de miembros de bandas de encapuchados que transportan a simple vista una caja para cervezas llena de botellas convertidas en lo que se conoce como “cocteles molotov”, y saluda cordialmente a otros pandilleros que preparan otros tantos. Además, pudimos observar como un vehículo policial de ese municipio transita lenta y tranquilamente entre toda esa gente sin que los funcionarios policiales, que saben lo que estas bandas planean hacer, hagan algo por resguardar la salud y los bienes de los habitantes locales. Ese tiene que estar preso y los funcionarios deben ser destituidos. Después no valen lloriqueos ni enfermedades.

Ahora vemos a los pranes de las bandas de tarifados como los “héroes salvadores del mundo”, que aparecen antes de iniciarse la acción terrorista y que luego son “víctimas de algo” y se tienen que retirar. En esa actitud hemos visto a Freddy, Richard, Julio César, Lilian Adriana, María Violencia, Tomás Ignacio, Juan Guillermo y hasta al mismo “chocolatico nuevo”. Luego salen dando declaraciones impertinentes sobre “lo que les hizo el gobierno”, a quién le echan la culpa de todo. ¿Pero quién de ellos estaba cerca cuando asesinaron a Pernalete o cuando desnudaron a unos policías y los ataron a un árbol para luego incendiar su moto? ¿Fue “justicia divina” el que la moto, al momento de la explosión de su tanque de combustible, haya bañado casi todo el cuerpo de uno de los incendiarios? ¡Pero eso fue culpa de Maduro!

En el pasado próximo, en las cárceles del país existían quienes eran los mandamás del lugar conocidos entre el vulgo como “pranes”. Ellos decidían sobre la vida y la muerte de muchos. Ahora eso se ha extrapolado hacia las protestas “pacíficas” con la diferencia que en las cárceles quién no obedecía “pagaba” y en las “protestas pacíficas” quién no obedece “se nos fue de las manos”, es espontáneo, está a su libre albedrío. ¿Ha visto usted quién se haya hecho responsable del desenfreno de los violentos? Lo que si creo que ha escuchado es: “estaremos en las calles hasta que maburro se vaya”. Lo peor del caso es que quién dice esto sólo está en la calle un ratito, hasta que saquen las fotos y graben los videos; el resto del tiempo lo cubren los hijos del pueblo, como carne de cañon.

¿Qué pasará cuando esa marea roja, que vemos en todas las marchas pro-gobierno, se “arreche” de verdad? ¿Qué rumbo tomarán y a quienes buscarán “pacíficamente” como lo hace la oposición? No quiero ni pensarlo. De algo si estoy cierto y es que hasta ahora han demostrado mas civismo, paz, tranquilidad y sentir democrático que esa banda de facinerosos que no construyen nada bueno para la patria sino que destruyen todo lo que beneficia al pueblo, ah, y los bienes de aquellos opositores que no respaldan la violencia. Ya nadie les cree aquello de lo que “esta dictadura les va a quitar” pero si ven lo que esta opudrición “democrática y pacifica” les destruye: sueños de toda una vida.

Para nadie es un secreto que esos pseudo líderes han propuesto en infinidad de veces, una constituyente con la que podían cambiar a la Fiscal General, los magistrados del TSJ, al Defensor del Pueblo, a las rectoras del CNE y hasta el mismo Presidente. Maduro ha convocado a una constituyente popular y eso no les ha gustado porque se han dado cuenta de que ya no gozan de la mayoría circunstancial del 2015 y eso les aterra. Ahora, según ellos, el pueblo no tiene la capacidad de elegir mediante el voto personal y secreto a los constituyentistas de la ANC. Saben que siguen siendo minoría y que el pueblo les va a cobrar con leyes su cruzada terrorista. No será una cacería de brujas, que es lo que ellos pensaban hacer, sino justicia; que cada quién sea responsable de sus actos.

El pueblo sigue acogiéndose al llamado de paz y concordia de su líder, el designado por el Gigante, y no va a permitir que se nos lleve a un escenario de guerra civil. Por eso sigue haciendo invitaciones al diálogo que ellos confunden con debilidad. Allá quienes prediquen la violencia porque por sus obras los conoceréis y el pueblo ya conoce a sus verdugos.

Nos escuchamos por:

El Ojo de la Ciudad, Mararitmo 900 AM, de lunes a viernes, de 11:00 am  a 12:00 m

Comentarios y contacto: [email protected] gmail.com

Facebook: El Ojo de la Ciudad     –     Twitter: @luissemp

 

No olvides compartir en >>


á