Bolivia ve como una “victoria” que no haya declaración de la OEA sobre Venezuela

Archivo

El canciller boliviano, Fernando Huanacuni, consideró hoy una “victoria para la revolución” y para “la democracia” que la Organización de los Estados Americanos (OEA) no haya logrado aprobar una declaración sobre la crisis de Venezuela.

“El balance es que salimos fortalecidos los países que estamos llevando una revolución, los países del ALBA (Alianza Bolivariana)”, dijo en declaraciones a los periodistas al término de la reunión de consulta de cancilleres sobre la crisis venezolana.

La OEA suspendió la sesión después de cinco horas ante la falta de acuerdo sobre las dos propuestas de declaración presentadas.

“Hoy algunos países querían sacar una resolución que vulnere la soberanía, que enfatice la intervención de un país y no ha prosperado, así que vamos fortalecidos”, señaló el canciller boliviano.

Los embajadores en la OEA deberán acordar ahora una fecha para otra reunión de consulta de cancilleres sobre el mismo tema a celebrarse antes de la Asamblea General de la organización, que tendrá lugar entre el 19 y el 21 de junio en Cancún (México).

“Lo que han decidido es mantener esta reunión abierta hasta la Asamblea General. Puede ser dos minutos antes, puede ser dos días o dos semanas antes, eso está por decidir, y depende del consenso y de cómo van los diálogos entre los países”, dijo el subsecretario adjunto de Estado de EE.UU. para Suramérica, Michael Fitzpatrick, en declaraciones a los periodistas tras la sesión.

Poco después de que terminara la reunión en la OEA, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, anunció que participará en la Asamblea General de Cancún (México) y celebró la falta de consenso en el organismo al tratar la crisis en su país.

La delegación de Venezuela se acreditó hoy para la sesión de la OEA, aunque nunca ocupó su silla en la plenaria, pese a que había dejado de participar en las actividades de la OEA desde el 28 de abril, cuando solicitó su salida del organismo -que no será efectiva hasta 2019- precisamente por la convocatoria de la reunión de hoy.

El acuerdo no fue posible hoy porque la propuesta de declaración liderada por EE.UU., México, Perú, Canadá y Panamá condenaba la Asamblea Constituyente en Venezuela y era muy crítica con el Gobierno de Nicolás Maduro, mientras que la presentada por los 14 países de la Comunidad del Caribe (Caricom) no recogía la mayoría de esas demandas.

El texto del grupo de EE.UU. y México pedía a Maduro “el cese” de la Asamblea Constituyente “en la forma en que está concebida actualmente”, la liberación de los “presos políticos” y un calendario electoral con observación internacional.

En lo que sí coincidían los dos proyectos era en pedir el cese de la violencia a todas las partes, un nuevo proceso de diálogo, la creación de un grupo que lo acompañe y en la invitación a Venezuela a reconsiderar su decisión de dejar la OEA.

Ninguna de estas propuestas era de consenso, lo que evidenció que era imposible redactar hoy un texto que recabara los 23 votos necesarios para prosperar, es decir, los dos tercios de los 34 Estados representados (todos menos Cuba).

EFE

No olvides compartir en >>


á