Diez datos que no sabías sobre los pezones

Foto: Agencias

¿Alguna vez te miraste los pezones y te preguntaste si eran normales? No representan una gran proporción del cuerpo, pero resulta que son mucho más versátiles y tienen mucha más personalidad de la que pensabas.  Esto es todo lo que tienes que saber sobre tus pezones.

1.Vienen en distintos tamaños

La variación en tamaños puede ser sorprendente y todos son completamente normales. También el tamaño puede variar, por ejemplo, durante la lactancia.

2.Son de todos colores

Rosas, rojos, marrones oscuros. El color tiene que ver con el origen étnico de la mujer y el color de la piel. Algunos dicen que son del mismo color que los labios. Y al igual que el tamaño, el color también puede cambiar a lo largo de la vida. Acá te dejamos una galería de fotos con una gran variedad de pezones, todos completamente normales.

3. Son zonas erógenas

Al menos lo es para muchas mujeres, según un estudio de 2011 publicado en la Journal of Sexual Medicine. Utilizando escáneres cerebales en pacientes mientras se les estimulaba los pezones, descubrieron que eso enciende las mismas zonas del cerebro que la estimulación del clítoris o la vagina.

4. Los orgasmos de pezón no son un mito

El mismo estudio también demostró la posibilidad de que sólo con la estimulación de los pezones se alcance el orgasmo, aunque estimaron que solo pocas mujeres podrían experimentarlo.

5.A veces son más de dos

No es infrecuente que una mujer (y en este caso también un hombre) nazca con tres pezones, o cuatro, o cinco, o hasta siete. Se parecen a marcas de nacimiento o lunares. Nunca se desarrolla el pecho entero.

6.No les gusta el gimnasio

Entrenar es bueno para tu cuerpo, pero puede ser duro para tus pezones. Se raspan y hasta pueden sangrar si rozan con el corpiño, tal como saben muchas maratonistas.

7.Amamantar tampoco les gusta

Sobre todo al principio, duelen y pueden llegar a sangrar cuando un bebé recién nacido no les da tregua. Esto puede mejorar con el tiempo, pero si no lo hace, es mejor ir al pediatra.

8.Pueden tener pérdidas

Si estás amamantando, es mejor que andes con una remera extra en la cartera. Es un fenómeno extraño, pero algunas mujeres se encontraron perdiendo leche luego de un escuchar un bebé llorando y no necesariamente su hijo/a.

9.Los hombres también tienen pezones

Claro, eso ya lo sabemos. ¿Pero por qué, si en el hombre no sirven para nada? Esto se debe a la forma en la que los fetos se desarrollan en el útero: los pezones aparecen antes que los órganos sexuales (como la vagina, ovarios, testículos, penes).

10.Operarse las lolas los afecta

Si te haces un aumento de pecho podrías perder sensibilidad en los pezones. Un estudio muestra que cuanto más grande sea el implante, mayor es la posibilidad de que la persona informe de una pérdida de sensibilidad. Lo mismo ocurre para una reducción de pecho: podrías dejar de sentir algo, o por completo.

Agencias

No olvides compartir en >>


á