Retratan al sicario que le dio muerte al comerciante en el sector La Lago

Las labores de pesquisas e investigaciones desplegadas por los efectivos del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), lograron determinar la identidad del sujeto que le dio muerte al comerciante Juan Andrés Morillo Hiriarte, de 44 años, la mañana de este jueves en el sector La Lago.

Una fuente ligada a la investigación detalló que entre la tarde de este jueves y la mañana de este viernes han interrogado a seis personas, todos testigos presenciales de este crimen, que por los momentos se maneja como un ajuste de cuentas.

Los testigos describieron al asesino que llegó a pie y huyó en una moto, tras dispararle en la cabeza a Juan, cuando llegaba a su local, ubicado en la avenida 3C de La Lago, diagonal a la Plaza Yépez. Ya se tiene un retrato hablado de este sujeto.

Asimismo analizaron los videos de las cámaras de seguridad que se encuentran en los alrededores de la ferretería Morillo, de la cual era el encargado la víctima. En los videos se aprecia cuando el asesino llegó, siguió a la camioneta cuando entraba, y posteriormente cuando salió del estacionamiento.

Fue despedido

Este viernes familiares de Juan Andrés le dieron el último adiós en una funeraria privada de la ciudad. La familia se mostró muy hermética ante el hecho y solicitó a los medios de comunicación manejar con cautela el caso, pues aseveraron que la víctima no tenía enemigos.

Cabe destacar que este jueves no quisieron ofrecer mayor información e la víctima a las afueras de la Emergencia del Hospital Coromoto, lugar a donde fue llevado Juan por sus trabajadores, pero murió a los pocos minutos de su ingreso.

Juan llegó en compañía de su secretaria y del hijo de ésta. Se bajó con el bebé en sus brazos de su camioneta Ford Explorer color verde, placas GBG07U, quien sacó un arma que traía en su cintura y apuntó al comerciante, encargado de la Ferretería Morillo.

La mujer comenzó a dar gritos y le pidió que no le hiciera nada al niño, mientras que Juan le comentó que no estaba armado. Sin embargo al delincuente no le tembló el pulso y le disparó con frialdad en la cabeza al comerciante. Le asestó un disparo en la frente y después de verlo caer con el niño al piso, salió del establecimiento.

Foto: José López

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á