Los Ángeles descarta dar ultimátum al COI por Juegos Olímpicos

El jefe de la candidatura de Los Ángeles para los Juegos Olímpicos de 2024 descartó el viernes dar un ultimátum al Comité Olímpico Internacional (COI), asestando un golpe velado a la ciudad rival de París, que aspira a obtener la misma cita.

Casey Wasserman, presidente de LA 2024, dijo a la AFP en una entrevista que el COI se mueve para explorar la posibilidad de conceder los Juegos de Verano 2024 y 2028 al mismo tiempo en una votación en septiembre.

Pero mientras Wasserman argumentaba con fuerza que Los Ángeles era el mejor candidato para el año 2024, se negó a emitir un ultimátum al COI sobre sus probables intenciones.

El co-presidente de París 2024, Tony Estanguet, había advertido la semana pasada que era “ahora o nunca” para la capital francesa y alertó que en caso de que la candidatura de la ciudad en 2024 no fuera exitosa, “no volveremos para 2028”.

“Ahora o nunca suena como un ultimátum para mí”, dijo Wasserman a la AFP en su oficina de Los Ángeles.

“He estado en los negocios mucho tiempo. Nunca tuve una relación de éxito o asociación con ninguna entidad mediante la emisión de un ultimátum”, subrayó Wasserman.

La sede de los Juegos de 2024 se decidirá en una votación del COI en Lima el 13 de septiembre.

El organismo olímpico estudia la opción de conceder dos Juegos al mismo tiempo para capitalizar las ofertas de París y Los Ángeles, en un momento en que cada vez menos ciudades están dispuestas a asumir las responsabilidades financieras y logísticas de organizarlos.

“Es exactamente el tipo de idea y la iniciativa estratégica que el COI debe estar pensando”, dijo Wasserman.

“Pero si damos un paso atrás, si nos fijamos en el fundamento estratégico, se señala la importancia y la necesidad de que LA vaya primero”, añadió.

“Calma y estabilidad”
La oferta de Los Ángeles, que no requeriría grandes proyectos de infraestructura o construcción de instalaciones, haciendo uso de las existentes, ofrece la perspectiva de “calma y estabilidad” para el movimiento olímpico, según Wasserman.

“No hay interferencia política, hay un apoyo tremendo de nuestros ciudadanos, no hay proyectos de capital, no hay excesos presupuestarios: eso es LA, y eso crea calma y estabilidad”, dijo Wasserman.

Consultado sobre si había cualquier escenario en el que los funcionarios de Los Ángeles pudieran considerar la puesta en escena de los juegos en 2028, Wasserman dijo que la ciudad se centró sólo en 2024.

“No sabemos cuál será su enfoque, por lo que cualquier comentario sobre el 2028 es prematuro”, acotó, y subrayó que no ha habido discusiones con el COI sobre la posibilidad de un premio conjunto 2024/2028.

“No nos han contactado, aparte de las declaraciones públicas que hicimos, no hemos tenido nada”, dijo.

Con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016 atascados en las acusaciones de corrupción, y las preguntas sobre las instalaciones deportivas que se han convertido en elefantes blancos olvidados, las apuestas del COI no pueden ser muy altas sobre su elección para 2024.

Wasserman dijo que el movimiento olímpico estaba en un “punto de inflexión”.

“El próximo anfitrión de los Juegos Olímpicos sería mejor que lo hiciera bien; no creo que el movimiento olímpico quiera ser puesto en la postura de tener siete años más los desafíos que ha tenido en el pasado”, dijo Wasserman.

“Las Olimpiadas se merecen algo mejor, el movimiento merece algo mejor”, subrayó Wasserman.

AFP

No olvides compartir en >>


á