Atacan las Mapanares: Van 8 zulianos mordidos en menos de 72 horas (Fotos)

Fotos: Luis Contreras, teniente del INEA

“Sueros antiofídicos escasean”, Luis Contreras 

Desde el pasado viernes al domingo, en el Sur del Lago y en la Sierra de Perijá, se registraron al menos 8 mordeduras de serpientes Mapanare, cuyo veneno es potencialmente venenoso para sus víctimas.

Así lo dio a conocer el primer teniente de los Bomberos del Instituto Nacional de los Espacios Acuáticos (INEA) a este diario.

Son ocho las víctimas de esta venenosa serpiente, de los cuales cuatro se registraron el pasado viernes en el Sur del Lago y afortunadamente les fue suministrado el suero antiofídico en los respectivos centros de salud en los que fueron atendidos.

Contreras detalló que ayer domingo otras cuatro personas fueron atacadas, de manera aislada, en poblados de la Sierra de Perijá. Estos últimos fueron trasladados al Hospital Chiquinquirá de Maracaibo, en donde uno de ellos identificado como Norvis Cepeda 42 años, se encuentra en estado de gravedad y los médicos hacen lo posible para salvar su vida.

“Entre las cuatro personas envenenadas en la Sierra de Perijá se encuentra un niño de 7 años, quien fue mordido mientras jugaba pelota en la comunidad indígenas Yukpa en el Tocuko”, comentó al mismo tiempo que acotó que su estado actual es “fuera de peligro”.

Aseveró que todos los pacientes han sido tratados con sueros antiofídicos aportados por el programa ampliado de inmunizaciones del MPPS, Caracas y trasladados de forma gratuita por los Bomberos del INEA.

El teniente resaltó la importancia de mantenerse alertas, sobretodos las personas que habitan en zonas rurales y montañosas, ya que debido la llegada de las lluvias al Sur del Lago y en zonas montañosas de Colombia, “es de esperarse que las serpientes salgan de sus guaridas para buscar zonas secas”.

Contreras: Estamos preocupados por la falta de antídotos

Luis Contreras, primer teniente del INEA

Luis Contreras, quien también está en comisión de servicio al proyecto de sueros antiofídicos de la Universidad del Zulia (LUZ), afirmó que actualmente el sector productor de estos antídotos se encuentra en crisis, no solo a nivel nacional, sino mundial.

“Si hablamos a nivel nacional, la fabricación de estos antídotos es demasiado costoso”, manifestó al mismo tiempo que agregó mantener el caballo que es inoculado para obtener el suero tiene un valor estimado de Bs. 850 mil por mes.

La caballeriza de animales pura sangre, empleados para la fabricación de sueros está ubicada en la Escuela de Veterinaria de LUZ, sin embargo, acotó que de parte de las autoridades de salud aún no han sido otorgados los permisos necesarios para que la universidad los produzca. “A estos gastos hay que agregarle los honorarios del médico veterinario y obreros que chequean y mantenimiento de los caballos y, se suma el mantenimiento de las serpientes que son ordenadas para extraerles el veneno”, apuntó.

No hay sueros de Coral

Los sueros antiofídicos en Venezuela los elaboran en el laboratorio Biotecfar de la Universidad Central de Venezuela (UCV), pero solo suministran polivalentes para la serpientes Mapanares y Cascabel.

“Este laboratorio no elabora sueros para la serpientes Corales ni Cuaima piña. Estos, llegan al país en ayuda humanitaria de Brasil, Costa Rica, Colombia y México y son muy costosos. Una sola dosis cuesta hasta Bs. 350 mil y se requieren de 10 a 18 dosis a para tratar una persona mordida por coral. Una mordedura de coral es una emergencia nacional”, manifestó.

En cuanto a la situación internacional, aseguró que la industria farmacéutica privada mundial no elabora este tipo de sueros porque no le es rentable.

“Del veneno de las serpientes se elaboran infinidad de medicamentos y cosméticos, por ello, la mayoría de los laboratorios farmacéuticos que fabricaban sueros antiofídicos en el mundo han cerrado sus puertas, porque no es rentable. En Estados Unidos, una dosis puede costar 5 mil 300 dólares y la población humilde del mundo no tiene acceso”, expresó.

Agregó: “Laboratorios del mundo como Wyeth en EE.UU. y los laboratorios Behringwerke, en Alemania, han cerrado sus puertas . Otros como los laboratorios australianos de la Commonwealth Serum fueron privatizados”.

Según contreras, la mayoría de los laboratorios mundiales que antes suministraban los antiofídicos, actualmente dedican su producción a la elaboración de otros medicamentos, ya que con unas gotas de veneno pueden hacer cientos de pastillas y no un solo antídoto.

 

Manuel [email protected]_23g

Fotos: Cortesía
Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á