Liderazgo Policial (Desiree Parra ex Polisur)

Un líder es aquella persona que encabeza o dirige un grupo, un movimiento social, político o religioso. En lo policial es aquel ciudadano que posee un ferviente sentido del deber y un gran entusiasmo por la construcción de una nueva sociedad, poniendo en manifiesto sus valores éticos y sociales, empleado a su vez por la vocación de servir y proteger.

¿El líder nace o se hace? Es evidente que en algunos seres humanos, en este caso funcionarios policiales nacen con cualidades, destrezas y habilidades que en su día a día se desarrollan y son aplicadas de forma natural e inconsciente de que se es un líder nato; al hacer referencia de que un líder se hace, en lo particular y desde mi perspectiva opino que son cualidades y competencias que pueden adquirirse a través de la parte conceptual e instrumental tanto a nivel personal como laboral.

Estos funcionarios se destacan entre cualidades y características dejando en claro el compromiso ético al servicio policial, con orientación a sus resultados. Tomando en cuenta el trabajo en equipo, la iniciativa, la responsabilidad, la comunicación, la habilidad para mediar, la planificación, la innovación, el autocontrol y la gestión para obtener resultados positivos. Todos estos puntos deben estar enfocados en líneas de acción totalmente definidas en desarrollar las competencias inherentes a la función policial en cualquiera de sus áreas, así como todas aquellas aptitudes y rasgos personales, que permitan ejercer de manera eficiente y efectiva la labor policial.

Es por ello amigo policía, que para ser un líder solo dependerá de su propia capacidad de trabajo y colaboración para con los demás, en base al respeto y la consideración mutua; no esperando a que se elaboren los grandes planes estratégicos o se alcancen consensos, es necesario tomar siempre la iniciativa. El conocimiento de sí mismo es una parte esencial de la formación del líder, ante sus fortalezas y debilidades, manteniendo la coherencia entre lo que dice sostener y lo que practica. El no hacerlo fomenta la falta de integridad que hace decaer el ánimo de los componentes y por ende la productividad en el ejercicio policial.

Contribuyamos a enaltecer la labor policial, hacerla digna desde lo personal, desde nuestro propio sentido de pertenencia, desde el conocimiento hasta la práctica del desempeño profesional y conforme a los principios de transparencia, periodicidad y responsabilidad individual por actos de servicio, de manera que la colectividad pueda reconocer el cuerpo policial, como ente transparente y capaz de solventar los conflictos de manera que estos acrediten su autoridad.

Considero que un buen equipo de trabajo policial es una fuerza dinámica compuesta por funcionarios dispuestos a trabajar con vocación, aportando ideas y conocimientos para lograr excelentes resultados. Necesitamos más líderes y menos jefes con estilos tradicionales obsoletos, necesitamos aquellos líderes que representan verdaderos pilares institucionales que forman y dejan huellas. Policías que generen cambios positivos, de manera que podamos reconstruir el sistema policial que en la actualidad se encuentra en total ruina y desidia. Con esfuerzo, capacidad y trabajo, si podemos lograrlo.

@desireeparraf
@desiree_parra

No olvides compartir en >>


á