Muere a los 66 años Vesna Vulovic, la azafata serbia que sobrevivió a una caída de 10.000 metros de altura

Tenía 66 años y un récord Guinness insuperable a su nombre. Vesna Vulovic, la azafata que sobrevivió a una caída de 10.000 metros de altura, falleció en la víspera de Nochebuena siendo todavía relativamente joven. Hace poco decía «nadie esperaba que fuera a vivir tanto», pero el destino ha querido hacerla inmortal antes de terminar 2016.

No ha trascendido el motivo de la muerte, solo que se la encontraron muerta en su apartamento después de varios días sin responder al teléfono. Su vecino la estuvo llamando, este contactó con su hermano y al final ha sido un cerrajero quien abrió la puerta de casa para confirmar los peores presagios.

Texto del diario ABC en el que se contaba la historia y recuperación de Vesna Vulovic
Texto del diario ABC en el que se contaba la historia y recuperación de Vesna Vulovic- ABC
El nombre de Vesna Vulovic apareció en los periódicos en las primeras semanas del año 1972. Azafata de profesión, el azar quiso que la asignaran un vuelo con el que no contaba. Un vuelo entre Copenhague y Belgrado que se partió en dos cuando sobrevolaba Srbrská Kamenice, en la actual República Checa.

A bordo viajaban 28 personas entre pasaje y tripulación. Solo sobrevivió Vesna y la versión oficial dijo que el avión no llegó a belgrado porque una bomba estalló dentro. Un grupo nacionalista croata reivindicó el ataque y se dio por buena la tesis. Mientras, a Vesna Vulovic los médicos le diagnosticaron varias fracturas en las piernas, el cráneo y la columna.

«Vesna Vulovic, la azafata del DC-9 yugoslavo que explotó en Checoslovaquia, se encuentra, al parecer, en el mejor camino para convertirse en la primera persona que ha sobrevivido a una caída de más de 10.000 metros con los restos de un avión», escribía la Agencia Efe cinco días después del accidente. «A pesar de sus lesiones en la cabeza, la columna vertebral, riñones, brazo y pierna, se recupera satisfactoriamente, y puede ya hasta hablar y leer».

Un milagro en entredicho
Su recuperación fue milagrosa y rápida. Lo que no recuperó nunca fue el recuerdo del accidente, pues los últimos fotogramas de su memoria la situaban en Trípoli, en viaje que realizó semanas antes del accidente en Srbrská Kamenice.

Aunque todavía hoy sigue apareciendo en «El libro Guinness de los récords», el milagro de Vesna Vulovic se ha visto desmentido varias veces. En 2009, un reportaje en televisión se tomó la molestia de «desmontar» el suceso. «Lo más probable es que el avión fue derribado por la fuerza aérea checoslovaca debido a un error», dijo Hornung-Andersen, corresponsal de la radiotelevisión pública alemana. El periodista sostenía que, para disimular ese fallo, los servicios secretos checoslovacos «se inventaron la historia de la azafata», que al parecer cayó desde varios cientos de metros, nunca desde diez kilómetros de altura.

ABC

No olvides compartir en >>


á