Estudio: Es entre diciembre y enero cuando más embarazos se buscan

Quizá nunca se han preguntado cuál es la fecha de cumpleaños más común en el mundo, pero esa duda fue la que motivó a unos investigadores de la Universidad de Harvard para trabajar en un nuevo curioso estudio.

Con el economista Amitabh Chadra a la cabeza, analizaron la tasa de natalidad en Estados Unidos entre 1973 y 1999 hasta detectar que septiembre era el mes con mayor número de nacimientos del año.

Ese dato desveló que es entre diciembre y enero cuando más embarazos se buscan, quizá entra dentro de los propósitos de año nuevo de muchas parejas. Para hacer más visual el estudio, The Daily Viz realizó una tabla donde se muestran los días más habituales por colores. Cuanto más oscura sea la casilla, más nacimientos se registraron, mientras que el tono más claro significa que el número era inferior.

El estudio fue aún más allá. Pudieron determinar el día exacto en el que más cumpleaños se celebran: el 16 de septiembre. Son numerosos los famosos y conocidos que nacieron ese día: los cantantes Marc Anthony y Nick Jonas; los actores Mickey Rourke y Amy Poehler; el mago David Copperfield o, en España, Samanta Villar, Leire Pajín, Rossy de Palma y Camilo Sesto.

Lo que no sorprendió a ninguno es que el día menos común en el calendario de natalidad es el 29 de febrero. Que aparezca sólo cada cuatro años lo hace especialmente raro, aún así en España hay algunos conocidos que nacieron ese día: el exsecretario socialista Pedro Sánchez o el ciclista Rubén Plaza.

Más librianos en el mundo

El ​16 de septiembre cae dentro del mes de Libra, para la Astrología, esto significa que habría más personas de este signo -al menos en los Estados Unidos- que de cualquier otro.

Tiene que ver con un estar en el mundo muy social, pendiente del entorno y de los otros (Venus regente) en relación al amor, la pareja, el compromiso que se establece entre dos personas; Libra es el gran constructor de sociedades, duplas, equipos. Pero también enfatiza las polaridades mayores, las disonancias y los enfrentamientos por pensar distinto (su opuesto es Aries). Puede ser tanto la danza del deseo equilibrado -como la danza del minué- como las guerras. Es el signo del arte, uno de los más sociales y políticos, diplomáticos y creadores de belleza. Yo y el otro, todo lo que hay en el medio, es libriano.

Emol

No olvides compartir en >>


á