El regalo de Navidad de Henry Lisandro (Luis Semprún Jurado)

 “Los ‘críticos opositores’ señalan victorias, donde el pueblo les propina derrotas”

REFLEXION

“Bueeeno, camarita, las conclusiones que podemos sacar de todo esto es que al final el regalo que le dejó Henry Lisandro, a los que él llama ‘petimetres, lechuguinos, filipichines y mariposones’, no es otro que un cascarón vacío”, me dijo Anacleto con tono de ‘sabelotodo’. “Estamos a un par de días de que se le termine el año, que pudo significar prestigio para ese zorro mañoso, con una vitrina llena de errores y fracasos, y el sinsabor de saberse derrotado en todos los terrenos. Las estrategias, a pesar de todo el apoyo económico y mediático que tuvo, en vez de llevarlo a Waterloo lo condujeron, sin duda alguna, al ‘water clock’, y allí encerrado no le quedó otra que ver como se vengaba de sus verdaderos enemigos. No logró la renuncia de Nicolás, no lo sacó antes de los primeros seis meses de su mandato, no logró un revocatorio que nació muerto, no logró lo de la partida de nacimiento, no logró validez alguna para el supuesto ‘abandono del cargo’, ni para el ‘juicio político’, no logró la unidad de los que formaron comparsa en la MUGRE, no logró convocatorias que empujaran a un salida como la que quería y no logró hacerse de la Presidencia de la República. Lo que sí logró fue hacer que la Asamblea Nacional entrara en ‘desacato’ a una decisión del TSJ y por lo tanto se declararan nulos todos sus actos; perder la oportunidad de designar dos rectores al CNE, ante las vacantes surgidas y conocidas de antemano, que les daría mayoría en el ente; no pasar leyes que favorecieran a la población para mantener el favor de los que votaron por la oposición en las pasadas elecciones parlamentarias; suspender las elecciones de gobernadores que debían darse en Diciembre pasado por el afán desmedido de lograr un revocatorio a destiempo; el desmembramiento real de lo que era una unidad virtual conocida como ‘MUD’ y sobre todo, el desprestigio de una oposición carroñera y apátrida que se quitó la careta ante el pueblo venezolano”. Respiró profundo, como para cargarse de aire y remató: “La pregunta de las cien mil lochas es ¿qué va a hacer el 5 de enero una vez se venza el mandato de la actual directiva de la AN y no puedan elegir una nueva, puesto que todos sus actos carecen de validez? ¿Será ese el regalo de Navidad de Henry Lisandro para Julio Andrés… que no se pueda juramentar? ¿O pretende quedarse en el cargo de manera ilegal? ¿Con que argucia tratará de quedar por un tiempito más en ese puesto? ¿Qué pasará con la alianza de los ‘huevos fritos’? Con una oposición terca y mas dividida que nunca, arranca este año, ¡O sea!”.

El Presidente Obrero, Nicolás Maduro, ciertamente tuvo un año más de calamidades que amenazaron su mandato, pero sus estrategias le dieron triunfos inesperados, donde otros ven derrotas. Es cierto que no ha logrado resolver parte de la inducida crisis por la que atraviesa el país, pero de que ha trabajado en la búsqueda de soluciones para ésta, ha trabajado y con ahínco. Su paciencia ilimitada, al estilo de los grandes maestros chinos de la antigüedad, así como sus permanentes llamados a una mesa de diálogos para trabajar unidos en soluciones, ha sido un gran ejemplo de lo que podríamos llamar “POLITICA”, con todas las letras en mayúsculas. Ese, al que tildan de “maburro”, ha demostrado más capacidad y estrategia que todos esos sesudos que se autodenominan “inteligentes”, no sólo en la oposición sino dentro de sus propias filas. Como buen hijo del Eterno Chávez, ha cumplido su promesa de no dejar de continuar con su legado.

Sus viajes por Rusia y los países árabes han logrado la recuperación de los precios del petróleo, venidos a menos por los intentos gringos con el “fracking” de inundar el mercado, a pesar del daño ecológico que provoca. El país inicia el 2017 con mayores divisas para continuar con la gran obra social que ha caracterizado a esta gestión y en la cual se invierte casi el 70% del ingreso nacional; la guerra alimentaria esta siendo combatida con los Claps, subsidiando así a las personas y no a los productos, para que éstos lleguen a las mesas de cada vez más familias; la gran Misión Vivienda ha hecho realidad el sueño de mas de un millón trescientos mil grupos familiares de tener vivienda propia y de calidad a bajo precio; Barrio Adentro sigue tratando de brindar la mejor salud posible a pesar de la guerra con los medicamentos; las universidades creadas gradúan cada vez más a personas que antes no tenían la opción de estudiar; con aumentos salariales y bonos de alimentación se trata de proteger el ingreso del trabajador, a pesar del #malditodolartoday, el boicot económico y el bachaqueo; y todo esto, y muchas otras más, mientras se combatían y combaten conspiraciones e intentos de golpes para tumbarlo.

Para nadie es un secreto que Henry Lisandro se venía reuniendo con quienes siempre fueron sus enemigos naturales desde el nacimiento de AD. Trataba de convencerlos de lo importante que era su permanencia en la presidencia de la AN por un período más, a fin de que pudieran lograr el objetivo común de sacar a Nicolás. Entre sus nuevos aliados se encontraba el más radical de ellos, el de la marigüanita, por su odio a los de Primero Mi Guiso, todo con el fin de evitar que Julio Andrés asumiera  el puesto que, según él, le pertenecía, aunque a ellos también los desprecia. De ahí que ahora se señale al Chuo como el único responsable de los fracasos de la MUGRE, cuando todos sabemos de las zancadillas que se propinan en esa fracasada “unidad” en la que rige el hacha, cuchillo y machete. Si no, pregunten a la gente de Miami, que se las han cantado claritas, o pregúntenle al Chúo que quiso decir cuando habló de la necesidad de reestructurar la MUGRE y trabajar en un proyecto de país que no tienen.

Amigos, conocedores del caso, me han comentado que Henry Lisandro era de la idea de que al estar en desacato y no poder juramentar una nueva directiva de la AN, él permanecería en el puesto hasta solucionar el impase, alegando que los gobernadores tienen el período vencido pero siguen en el cargo hasta nuevas elecciones. Si ese era su plan, al mantener en desacato a la AN, creo que no ha leído bien la CRBV, porque si llevan meses en la ilegalidad y persisten en ella, podrían auto liquidarse sin necesidad de que el Presidente Maduro aplique el Art. 326, parágrafo 20, que permite “disolverla”. Hasta ahora Nicolás no ha caído en la trampa que le tenían preparada de haberlo hecho. ¿Qué pensará Julio Andrés de esto? ¿Pensaba el añoso salirse con la suya? o ¿tendremos nuevas elecciones legislativas?

Al final, se juramentó una nueva junta directiva. ¿Será legal o no? ¿Estará usurpando Julios Andrés un  cargo que fue adquirido en la ilegalidad? ¿Habrá consecuencias de tipo legal? ¿Rectificarán los errores pasados del “añoso” los “nuevos” señalados? Porque los que dicen ser constitucionalistas, con razón o sin ella, hablan de la nulidad del acto de juramentación. Y aquí cabe el refrán: “Amanecerá y veremos”.

Mi deseo es que en este nuevo año reinen en nuestros hogares la salud, solidaridad, amor, comprensión, alegría y prosperidad; que queden atrás las miserias internas de la oposición y que les enseñe a cumplir con el primer mandamiento de Dios, que sólo El pone y quita gobernantes. La voz del pueblo es la voz de Dios.

.Nos escuchamos por:

El Ojo de la Ciudad, Mararitmo 900 AM, de lunes a viernes, de 11:00 am  a 12:00 m

Comentarios y contacto: [email protected] gmail.com

Facebook: El Ojo de la Ciudad     –     Twitter: @luissemp

No olvides compartir en >>


á