Sociedad Venezolana de Microbiología denuncia caos microbiológico en el país

Imagen referencial

Organismo microscópico animal o vegetal. Imagen referencial.

La Sociedad Venezolana de Microbiología (SVM) emitió un comunicado en el que manifiesta su preocupación por lo que ha denominado un caos microbiológico en el país.

“Hemos observado con creciente preocupación un incremento en los casos que involucran diversas enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes… Las diferentes sociedades científicas pueden constatar el vertiginoso aumento de enfermedades como malaria, tuberculosis, dengue, infecciones gastrointestinales, respiratorias, entre muchas otras”, señaló la junta directiva.

En el caso específico de la malaria, el comunicado afirma que el país enfrenta una crisis epidemiológica. “Desde hace cinco años la casuística se ha triplicado, y se conoce que desde enero de 2016 hasta la fecha, se han registrado aproximadamente 150.000 casos, siendo la proyección anual de 350.000 pacientes, de acuerdo a data oficial no divulgada. El foco principal se ha reportado en el estado Bolívar, sin embargo, el problema no sólo se limita a esa entidad, sino que impacta a prácticamente todo el país”, precisaron los especialistas sanitarios.

En lo que respecta al virus Zika, la Sociedad Venezolana de Mucrobiología observa importante afluencia de casos en los centros de salud, así como otros que no llegan siquiera a ser diagnosticados, puesto que los pacientes deciden permanecer en sus hogares. Recientemente se ha demostrado con hechos científicos la relación de este virus con casos de microcefalia cuando la enfermedad afecta a las mujeres embarazadas, y esto supone un grave problema para el futuro del recién nacido, ya que se diezma su capacidad cognitiva, entre muchas otras consecuencias.

“Sin embargo, seguimos a la espera de que el Ministerio de Salud exprese su posición ante esta enfermedad (Zika), y las maneras de evitar el contagio”, expone el comunicado.

microbio0logia_560x280

La SVM señala que al problema se suma la falta de reactivos.

En materia terapéutica esta sociedad científica denuncia que exite un déficit de medicamentos, entre ellos los antimicrobianos, lo
cual ha provocado que los esquemas terapéuticos preestablecidos por consensos sean obviados y los médicos tratantes se vean obligados a administrar lo que exista en el momento.

“Ya empezamos observar el daño colateral que corresponde al uso inadecuado de los antibióticos, derivando en problemas graves de resistencia extrema en nuestros aislados bacterianos, lo cual aumenta costos de hospitalización e incluso puede desencadenar casos de fatalidad en los pacientes afectados por estos microorganismos multiresistentes”, reflexiona el comunicado, mediante el cual la Sociedad Venezolana de Microbiología también hace un llamado a las autoridades competentes para poder disminuir el impacto negativo de la resistencia bacteriana que está afectando a la población.

Aseguran que la situación se ve fortalecida con el déficit en implementos de higiene y bioseguridad que se vive en pabellones, laboratorios, unidades de cuidados intensivos y demás servicios de hospitalización, en los cuales en muchas ocasiones
no hay agua, ni guantes, ni productos desinfectantes adecuados; incrementándose de esta manera el riesgo de infecciones asociadas a la atención de la salud por gérmenes multidrogo resistentes.

“La problemática microbiológica no es sólo del sector salud, en el área ambiental también vivimos una época de incertidumbre, ya que no existe información sobre la calidad del agua que consumimos ni de la que llega a nuestros hogares y los insumos que permiten determinar la calidad del agua desde el punto de vista sanitario también son escasos”, expone la Junta Directiva.

callejar

De acuerdo con los expertos la comida ambulante sin permiso ni supervisión sanitaria trae como consecuencia incremento de infecciones.

Los expertos también analizaron la microbiología de alimentos como aspecto copartícipe que se presenta. “Encontramos múltiples problemas relacionados con la venta ambulante de alimentos sin control sanitario ni fitosanitarios, y siendo manipulados por personal no adiestrado en normas de higiene, ni capacitado para la correcta preparación de alimentos; trayendo como consecuencia casos de infecciones gastrointestinales, que luego no pueden ser diagnosticados por la escasez de reactivos y equipamiento para la investigación etiológica de agentes parasitarios, virales y bacterianos, ni tratados adecuadamente por la carencia de
medicamentos”, precisaron.

La sociedad científica tampoco dejó pasar en su análisis el éxodo de estudiantes y profesionales competentes
para establecer diagnóstico microbiológico. “Bajo esta situación nuestros laboratorios de microbiología han quedado desguarnecidos y sin generación de relevo, en todas las áreas de la microbiología”, sentenciaron.

La SVM concluye que esta es la situación de la microbiología en Venezuela, expresada de manera resumida, al mismo tiempo que coloca a la orden a sus profesionales para  trabajar de manera seria, coherente y responsable con el objeto de buscar las soluciones adecuadas en pro de la comunidad.

Maidolis Ramones Servet

Fotos referenciales

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á