Oraciones y rituales son la “ayudadita” para pedirle a Dios y a todos los santos que la lluvia acabe con la sequía

Imagen referencial

Imagen referencial

En tiempos de sequía cuando falta ese vital líquido tan importante, muchos recurren a sus creencias para pedir que llegue la lluvia.

Los cristianos católicos en especial en Venezuela le rezan a San Isidro,  en la que le piden con gran devoción ”mediación ante Dios para recibir la lluvia”.

Otro ritual criollo muy común es rezarle a Santa Bárbara su oración para que llueva, en la que los devotos le piden que caiga agua del cielo pero sin afectarlos negativamente. Una de las frases de esta oración es “Ten compasión de nosotros, danos agua sin la piedra que acaba con los panojos”.

En el mundo también predomina el ritual realizado en la ciudad Nagpur, en la India, en el que un sacerdote casa a dos ranas para invocar al dios Indra.

Creyentes de la hechicería también practican el ritual de la Taza de agua, recitan un conjuro al aire libre, con una taza de agua mientras piensan en la lluvia para invocarla.

Por su parte, las comunidades indígenas le piden al Dios de la Lluvia, le dan ofrendas y realizan una danza con la que se pide la lluvia.

Y el inolvidable “Que llueva, que llueva” que refleja la inocencia de los niños, una canción para atraer las precipitaciones y que es conocida desde el período escolar: : “Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva, los pajaritos cantan, las nubes se levanta. ¡Que si, que no que caiga un chaparrón!

Alrededor del mundo muchos rezan a Dios, Buda, Alá, Yahvé, Brahma, Vishnu y Shiva para que llegue la temporada de lluvia. Sin importar a quien va dirigida la oración,  la finalidad es una sola: acabar con la sequía.

Noticia al Día/Otras fuentes

No olvides compartir en >>


á