Hallan en Guatemala evidencias mayas de más de dos mil 700 años

Arqueólogas guatemaltecas confirmaron este domingo el hallazgo de dos cocinas comunales de más de dos mil 700 años de existencia en el caserío de Santa Fe Ocaña de Cruz Blanca, en el municipio metropolitano de San Juan Sacatepéquez.

Los especialistas explicaron que esas evidencias históricas prueban que los primeros habitantes del lugar se dividían en grupos para cocinar sus alimentos y tenían sistemas para recoger y guardar aguas.

Otro descubrimiento en el área, donde se construye el Anillo Regional que unirá las rutas del Occidente con las de Oriente, sin atravesar esta capital, es un canal hidráulico en el cual los originarios presuntamente recolectaban agua con el fin de preservarla en un depósito habilitado quizás para tiempos de escasez.

De acuerdo con las arquólogas Juddy y Sandra Carrillo, este hallazgo permitirá conocer con mayor claridad cómo vivían las comunidades mayas 700 años antes de nuestra era.

Los análisis preliminares permiten asegurar que ambas cocinas, una construida con mil 420 piedras y otra con mil 150, responde a que allí habitó una sociedad grande que se dividía en grupos para cocinar sus alimentos, explicaron.

Fuentes históricas coinciden en que en esa región del departamento de Guatemala se asentaron los cakchikeles, previo a la llegada de los conquistadores españoles, en 1524.

Según las especialistas, las excavaciones en el iniciaron hace un año, en el municipio Santo Domingo Xenacoj, y luego continuaron en San Juan Sacatepéquez.

Prensa Latina

No olvides compartir en >>


á