Corre Manny corre

Foto: fightnews.com

Foto: fightnews.com

Manny Pacquiao aseguró que su preparación va viento en popa a poco más de un mes de su combate histórico ante Floyd Mayweather el 2 de mayo en Las Vegas.

“Te diría que estoy bien, que casi estoy ahí”, dijo Pacquiao en el gimnasio Wild Card de Hollywood, identificada por muchos como la capital del cine. “No queremos sobre entrenar, así que controlamos nuestro entrenamiento ya que aun nos queda un mes”.

El púgil filipino (53-5-2, 38 KO) entrenó durante poco más de dos horas en un área privada en el primer piso del gimnasio, propiedad de su entrenador Freddie Roach. Durante el acceso, Pacquiao hizo estiramientos, movimientos ligeros y luego hizo varios rounds de guantaleta con el preparador miembro del Salón de la Fama. “Ahora mismo está casi ahí, casi a la mitad”, explicó Roach, quien es además entrenador de Ruslan Provodnikov y Miguel Cotto, entre otros.

“El hizo nueve rounds de sparring el sábado. Él está donde queremos que esté para esta pelea. Ya estamos trabajando en la estrategia de la pelea, que está casi lista. No ha hecho un error hoy, nada”.

Posteriomente, los periodistas y camarógrafos fueron removidos del área por cerca de una hora, en donde aparentemente Pacquiao y Roach intercambiaron estrategias para su combate el próximo mes.

Pacquiao no negó haber sentido molestias en sus extremidades, específicamente calambre, aunque lo achacó a que ha estado esforzándose al máximo en esta preparación, que comenzó a inicios de marzo.

“Gracias a Dios creo que está bien, fui curado por el Señor”, explicó Pacquiao, quien no detendrá sus entrenamientos. “Creo que fue porque me forcé demasiado muy rápido. Pero vamos paso a paso, estamos bien”. Roach, por su parte, admitió que su pupilo había sentido molestias, sin embargo, no es algo que preocupara al grupo de entrenamiento y que se había chequeado con un especialista para descartar cualquier problema.

“Me dio que pensar algo al principio y trajimos a un especialista. Le hizo un examen y no tenía nada. No ha habido quejas en los últimos tres o cuatro entrenamientos. Creo que se hizo mucho ruido de nada”, dijo Roach.

Aunque ninguno de los dos quiso entrar en detalle del trabajo que continuarán realizando, Pacquiao admitió que para esta pelea se ha ejercitado más que la otra y que está dedicándose a mantener su velocidad y seguir el plan esbozado por su entrenador.

“Hicimos cosas que no habíamos hecho anteriormente, estamos haciendo mucho ejercicio. Tengo que (para esta), pero como parte de mi acondicionamiento físico”, afirmó Pacquiao.

Roach, por su parte, dijo que continuarán el trabajo que han realizado y que su pupilo estará listo para enfrentar al invicto Mayweather (47-0, 26 KO), a quien no menosprecia en ningún momento.

“Floyd es un boxeador complicado, está invicto. Vamos a enfrentar a Floyd, que es el mejor boxeador del mundo”, dijo Roach, quien adelantó que serán más rápidos que su rival y que trabajarán en combinaciones de cara a la parte final del entrenamiento.

“Vamos a ir tras él, somos más rápidos que él. Tenemos nuestra estrategia, creemos que somos mejor que él en varias áreas le vamos a colocar el 1 en su récord”, aseguró Roach.

Aparte de su equipo de trabajo, Pacquiao no estuvo solo durante la extensa tarde de preparación y entrevistas. El tágalo estuvo acompañado de su amigo, el actor Mario López, quien pasó poco más de dos horas ejercitándose mientras observaba su entrenamiento. Además, decenas de personas estuvieron en la entrada hacia el estacionamiento del gimnasio, escena que se repite a diario desde hace varias semanas y que se intensifica los fines de semana.

espndeportes.com

No olvides compartir en >>


á