El copiloto del avión de Malasia fumó y se hizo fotos con mujeres durante un vuelo en 2011

13946268459651

El copiloto con una de las turistas.

Mientras la hipótesis de un atentado terrorista o un secuestro pierden fuerza, el misterio sobre el vuelo de Malaysia Airlines 370 desaparecido el sábado vuelve a centrarse en un posible error técnico o humano. Al estudio del perfil de los pasajeros, incluidos dos iraníes que viajaban con pasaportes robados y cuya actividad terrorista ha sido descartada, se ha sumado una revisión del historial de los pilotos, el comandante Zaharie Ahmad Shah y el primer oficial Fariq Abdul Hamid.

La compañía aérea se ha mostrado “sorprendida” ante la publicación de fotografías que muestran que el copiloto del MH370, de 27 años, invitó a dos jóvenes a la cabina durante un vuelo anterior entre la isla tailandesa de Phuket y Kuala Lumpur, en 2011. Jonti Roos, una turista sudafricana, ha asegurado que la experiencia incluyó la oportunidad de experimentar el despegue y el aterrizaje junto a la tripulación. “Se pasaron todo el vuelo hablando con nosotras y fumando”, según el relato de Roos a la cadena de televisión australiana Channel 9. “Tomaron fotos de nuestro encuentro mientras volaban el avión”.

El programa Current Affair de la televisión australiana ha mostrado imágenes en las que se puede ver a las dos mujeres posando con los pilotos e incluso llevando la gorra de uno de ellos. “Cuando vi que era el mismo copiloto [del vuelo MH370] no me lo podía creer”, ha asegurado Roos, que dijo haber sido abordada por el oficial en la puerta de embarque e invitada a la cabina. Los pilotos de Malasia Airlines se ofrecieron después a sacar a las dos jóvenes por la noche cuando llegaran a su destino.

La violación de las normas de seguridad del copiloto añade nuevos elementos a lo que las autoridades de Malasia consideran “un misterio sin precedentes”. Todo indica que el vuelo MH370 se desvió inexplicablemente de su ruta prevista entre Kuala Lumpur y Pekín. El jefe de la Fuerza Aérea de Malasia, Daud Rodzali, ha desmentido en las últimas horas que radares militares localizaran el aparato cerca de Pulau Perak, en el Estrecho de Malaca y a medio millar de kilómetros de distancia de su itinerario previsto. Los investigadores no saben aún hacia dónde se dirigió el piloto después de que se perdiera la conexión con la cabina.

Las jóvenes con los pilotos en 2011

Las jóvenes con los pilotos en 2011

Servicios de rescate de una decena de países, asistidos por 34 aviones, más de 40 barcos y un submarino, continúan buscando los restos del Boeing 777-200. Las autoridades de Malasia siguen sin descartar ninguna de las cuatro hipótesis que manejan: las cada vez más improbables del secuestro o sabotaje, un fallo técnico o un problema de la tripulación. Kuala Lumpur ha pedido paciencia mientras investiga todas las opciones, incluida la más remota del suicidio del piloto. Un centenar de personas murieron en 1997 cuando el piloto del vuelo 185 de Silk Air estrelló el aparato contra el río Musi, en Indonesia. Los investigadores han atribuido al suicidio del comandante otros dos accidentes en los últimos años: un vuelo procedente de El Cairo que se estrelló en el Atlántico en 1999 y el más reciente caso del siniestro de un avión de Mozambique Airlines en el que murieron 33 personas en noviembre del 2013.

La última comunicación de la torre de control con el comandante del vuelo MH370, Zaharie Ahmad Shah, tuvo lugar cuando el avión estaba a punto de entrar en el espacio aéreo de Vietnam, tras cerca de una hora de vuelo sin incidentes. “Muy bien, buenas noches”, fueron las últimas palabras del capitán, según ha revelado Malasia Airlines a los familiares de los pasajeros que aguardan noticias en un hotel de Pekín. Poco después el aparato desapareció de las pantallas de los radares sin emitir ninguna señal de alarma.

elmundo.es

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter36Share on Google+0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someone