Las ‘barras bravas’ se apoderaron del fútbol venezolano en 2013 (+Video)

Cortesía: Agencias

Cortesía: Agencias

La violencia entre la fanaticada del fútbol venezolano siempre ha estado presente en las gradas de los estadios, sin embargo, este año fue más allá y se observó con mayor frecuencia. Pedradas al autobús visitante, juegos pirotécnicos dentro del estadio, vehículos destrozados y saqueados, personas heridas con armas blancas e instalaciones destruidas fueron las consecuencias de estos hechos.

Las llamadas “barras bravas” han tomado fuerza desde finales de la última década, y se han podido comparar con las de Argentina, que ha dejado un importante número de muertos, y los Hooligans, de Inglaterra. Los fanáticos venezolanos han copiado de los argentinos cánticos, banderas, intolerancia a sus rivales, entre otros.

El primer hecho de violencia se registró el 19 de enero, luego del choque entre Estudiantes de Mérida y Llaneros de Guanare, el cual perdieron 3-1, en el estadio Rafael Calles Pinto de Guanare, partido del Torneo Clausura de Venezuela 2013. Como consecuencia de este enfrentamiento, el jugador Jesús Quintero resultó gravemente herido en el rostro, cuando los hinchas rivales atacaron el autobús y lanzaron piedras a las ventanas. Quintero sufrió cortes alrededor de los ojos, los labios y en las manos. El jugador, de 18 años, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente de urgencia en ambos ojos.

Según una declaración del club, la operación fue un éxito, y Quintero no sufrirá daños oculares a largo plazo. En declaraciones a la prensa, el jugador aseguró: ““Me salvó el celular, venía hablando por teléfono y siento que me pega una piedra en la mano y a su vez en la cara”.

Esto fue solo el inicio de una temporada violenta que marcó al fútbol venezolano en el 2013. Días después, el 24 de febrero, luego del encuentro entre Atlético El Vigía y Deportivo Táchira, el cual quedó empatado a cero en el Ramón “El Gato” Hernández de El Vigía, surgieron otros hechos de violencia que dejaron como resultado 19 heridos, 14 detenidos y más de 25 vehículos destrozados.

Gran parte de las instalaciones quedaron destruidas, los vehículos estacionados en las afueras del polideportivo fueron atacados, sus vidrios quebrados y su interior asaltado. Equipos de sonido, ropa y otras propiedades fueron saqueados de los mismos, incluyendo carros de la fanaticada vigíense, como de los visitantes del Táchira. Los heridos fueron atendidos en el Hospital II de El Vigía.

El Torneo Apertura 2013 no se salvó de esta ola de violencia, todo lo contrario, tuvo la mayor incidencia de hechos violentos en cuatro de las 17 jornadas que se disputaron.

El 31 de agosto, a las afueras del estadio Metropolitano de Cabudare, las barras del Deportivo Lara y la del Táchira se enfrentaron entre sí y con la policía, dejando cuatro personas heridas, además lanzaron piedras a un bus. Daniel Farías, entrenador del Táchira, comentó a una entrevista de televisión que: ”Veníamos concentrados en el partido y estas cosas son lamentables intentaron golpear a ‘Maestrico’ y aficionados sangrando”.

Como consecuencia de estos hechos, el Consejo de Honor de la Federación Venezolana de Fútbol suspendió el estadio Metropolitano de Cabudare, el cual funciona como sede del Deportivo Lara hasta que se realizaran las investigaciones pertinentes.

Al menos cuatro semanas después, el 15 de septiembre, en el juego entre el Caracas FC y el Zulia FC, disputado en el ‘Pachencho’ Romero de Maracaibo, el técnico de ‘los petroleros’ Nino Valencia también resultó herido por los jugadores de los ‘rojos del Ávila’, dejándoles la boca rota y uno de sus pómulos inflamados.

Valencia, quien fue expulsado del juego por una mala decisión del árbitro José Luis Hoyo, relató en una entrevista que: “Yo esperé en las afueras de los vestidores a Eduardo Saragó, técnico de los rojos del Ávila, por insultar durante todo el duelo. Luego nos vimos y le dije que me repitiera todo de nuevo. En ese momento los jugadores jóvenes del Caracas salieron a defender a su entrenador y me dejé golpear. Quizás ellos pensaban que por ser un poco más alto que él y más fuerte, le podía hacer daño, pero ante sus agresiones me quedé quieto”.

En este enfrentamiento, el jugador de los ‘rojos del Ávila’ Robert Garcés también resultó herido luego de una pedrada en su oreja izquierda mientras se dirigía a los camerinos. Garcés pasó la noche en el Hospital Clínico Maracaibo y al día siguiente fue dado de alta, puesto que los médicos consideraron que ya estaba estable.

La cuenta oficial de Twitter del Caracas FC informó lo sucedido: “Robert Garcés, quien recibió un fuerte golpe con una piedra al finalizar el juego Zulia-Caracas, se encuentra fuera de peligro. Rudy Romero, médico del Caracas FC, informó que el jugador fue dado de alta ya que está estable. Empezará con su debido tratamiento. En estos momentos el jugador tiene una leve fractura en el peñasco (parte inferior del cráneo), pero repetimos que está fuera de peligro”.

El 03 de noviembre, una vez que finalizó el partido que disputaron el Deportivo Lara y el Caracas FC, en el Estadio Metropolitano de Cabudare, las ‘barras bravas’ se molestaron por un penal concedido a los ‘rojos del Ávila’ en el último minuto, y que igualó el marcador 1-1.

Agentes policiales y fanáticos se enfrentaron, de ambos bandos hubo heridos, sillas y perdigones volaron de aquí a allá y hasta un fanático resultó herido a quemarropa por un oficial. Como consecuencia de estos acontecimientos, este mismo estadio, que ya había sido suspendido por los hechos violentos del 31 de agosto, volvió a ser inhabilitado.

El 10 de noviembre, el Caracas FC y el Deportivo Petare se enfrentaron en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela, también se registraron hechos de violencia, pero no hubo heridos.

Asistir a un partido de fútbol o de cualquier otro deporte es para disfrutar, celebrar las victorias o lamentar las perdidas, no para agredir al resto de los fanáticos, violentar las instalaciones de los estadios, o aún más importante a los jugadores.

Jesus Quintero. Foto: Agencias.

Jesus Quintero. Foto: Agencias.

 

Robert Garcés. Foto: Agencias.

Robert Garcés. Foto: Agencias.

 

 

Fátima Morillo (Pasante)

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á