Indignación en Londres por detención de brasileño pareja del periodista que reveló documentos de Snowden

gal 548448 400x222 Indignación en Londres por detención de brasileño pareja del periodista que reveló documentos de Snowden

Foto: AFP

Las autoridades británicas eran este lunes blanco de críticas por la retención durante nueve horas del novio brasileño del periodista que reveló los documentos secretos obtenidos por el fugitivo estadounidense Edward Snowden.

El brasileño David Miranda, pareja del periodista del diario británico The Guardian Glenn Greenwald, fue detenido el domingo en el aeropuerto internacional de Heathrow en aplicación del artículo 7 de la ley antiterrorista de 2000.

“Había seis agentes que iban y venían. Me hicieron preguntas sobre toda mi vida, sobre todo. Tomaron mi computador, mis vídeo juegos, mis tarjetas USB. Todo.”, contó el brasileño a periodistas a su llegada al aeropuerto de Rio de Janeiro, en donde vive junto a su pareja.

Las autoridades británicas tenían “cero sospechas” de la eventual implicación de David Miranda en actividades terroristas, insistió Glenn Greenwald visiblemente furioso en un artículo en The Guardian.

Miranda fue interrogado únicamente sobre las actividades de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) para la que trabajaba Edward Snowden, apuntó el periodista, para quien los británicos “habían abusado totalmente de su ley antiterrorista por razones que nada tienen que ver con el terrorismo”.

Esta detención estaba destinada “evidentemente a intimidar a aquellos que trabajan sobre la NSA y su equivalente británico GCHQ desde un punto de vista periodístico”, añadió.

“Si los gobiernos estadounidense y británico piensan que esta estrategia nos disuadirá de continuar cubriendo de manera agresiva lo que los documentos revelan, se equivocan. Esto tendrá el efecto contrario: nos anima a ir más lejos”, advirtió el periodista.

“Voy a publicar muchas cosas de Inglaterra también. Tengo muchos documentos sobre el sistema de espionaje de Inglaterra. Ahora mi foco va a estar allí también. Creo que se van a arrepentir de lo que hicieron”, advirtió.

Greenwald fue el primero en entrevistar a Snowden, quien le reveló los programas de vigilancia de las comunicaciones del gobierno estadounidense.

Un portavoz de Downing Street se limitó en señalar que “la policía decide cuando es necesario y apropiado utilizar” la legislación antiterrorista, negándose a hacer “más comentarios”.

El gobierno brasileño manifestó su “grave preocupación” por la retención de Miranda en base a la legislación antiterrorista, que consideró “injustificable”, según una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores.

“Consideramos que esta detención de nueve horas por una ley que se aplica a sospechosos de terrorismo no es justificable. Esperamos que esto no vuelva a ocurrir”, dijo el lunes el ministro de Exteriores brasileño, Antonio Patriota, a periodistas en Rio.

“Hoy mismo hablaré con el ministro de Relaciones Exteriores británico para transmitir este mensaje”, añadió.

Esta detención es “extraordinaria”, se indignó por su parte el presidente de la comisión parlamentaria británica del Interior, el laborista, Keith Vaz, quien exigirá explicaciones a la policía.

“Si recurrimos a la legislación antiterrorista de esta manera para asuntos no relacionados con el terrorismo, debemos saberlo”, añadió este lunes en declaraciones a la radio BBC.

Otro diputado de la oposición laborista, Tom Watson, juzgó indispensable conocer la eventual implicación del gobierno en este detención.

“Debemos saber si los ministros estaban al corriente de la decisión” de retener a David Miranda y “quién tomó en concreto la decisión”.

La organización en defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional considera esta detención como “ilegal e inexcusable (…) una táctica revanchista”.

“Es totalmente improbable que David Michael Miranda, un brasileño que hacía escala en Londres, haya sido detenido por casualidad, dado el papel que desempeñó su pareja al revelar la verdad sobre la naturaleza ilegal del espionaje de la NSA”, dijo Widney Brown, responsable de política y legislación internacional de Amnistía.

Opinión compartida por la organización WikiLeaks, especializada en la publicación de documentos secretos, quien ha denunciado “el abuso por parte de las autoridades británicas de la legislación sobre el terrorismo”.

The Guardian se mostró por su parte “consternado”.

David Miranda fue detenido cuando hacía escala en el aeropuerto de Heathrow en su vuelo procedente de Berlín con destino Río de Janeiro, donde vive con Greenwald.

En la capital alemana, estuvo alojado durante una semana en casa de la documentalista estadounidense Laura Poitras, quien fue seleccionada por Snowden, junto a Glenn Greenwald, para publicar los documentos que ponen de manifiesto los programas masivos de espionaje que lleva a cabo la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense.

AFP

pinit fg en rect gray 20 Indignación en Londres por detención de brasileño pareja del periodista que reveló documentos de Snowden