El protocolo del nacimiento del ‘bebé real’

000 ARP3588118 El protocolo del nacimiento del bebé real

Paraguas sobre las cámaras de televisión para mantenerlas frescas fuera del Wing Lindo del Hospital de Saint Mary en Londres, donde nacerá el ‘bebé real’.

Las casas reales están siempre muy regidas por el protocolo, y el nacimiento de un heredero más que nunca; por eso en CHANCE queremos contaros todos esos detalles que no conoces sobre los pases a seguir como cuenta El Intransigente.

Comprobar la legitimidad del bebé: Desde mucho tiempo atrás es necesario que haya asistentes importantes a los partos para comprobar que el hijo ha nacido realmente de la sangre azul; en el caso del parto de Kate Middleton el arzobispo de Canterbury será el encargado de estar presente durante el nacimiento.

El apellido del retoño real: Puede que no tenga apellido y que sea simplemente designado “su alteza real”, “príncipe” o “princesa”. Si no, también podrían elegir entre Wales, Mountbatten-Windsor o Cambridgepor el título de sus padres; y de hecho ese este último: ya lo han elegido.

Cómo se anunciará su nacimiento: desde luego por redes sociales no, en la familia real británica adoran las tradiciones, incluida la de comunicar el nacimiento con un caballete en el Palacio de  Buckingham sosteniendo el folio con sello de la casa real que anuncie la noticia; también se sigue este protocolo para los fallecimientos.

Eso sí, los primeros en enterarse serán por este orden: la reina, la familia real más importante, la familia Middleton si no está en el hospital, y luego ya por el citado caballete y al final del todo, por los medios de comunicación (y esta vez redes sociales incluidas).

Celebración en el palacio por la llegada: 41 cañonazos sonarán de la Tropa Real de la Artillería Montada del rey. Normalmente son solo 21 cañonazos, pero al ser en el parque real Green Park se suman 20 cañonazos más, ¡que no se queden cortos de cañonazos!

Además, no podrá faltar la bandera izada en todos los regimientos y sitios gubernamentales.

Lugar de nacimiento: Hasta hace relativamente poco, los príncipes y princesas nacían en su casa, aunque en el caso del príncipe William y el príncipe Harry nacieron St. Mary Hospital en Paddington, Londres, exactamente igual que el futuro hijo de Kate Middleton y el príncipe Guillermo.

Presentación al mundo: si lo desean los padres pueden presentar a su bebé desde el balcón en un momento muy “Rey León”, desde dónde podrán observarlo todos los curiosos de alrededor.

El bautizo: Es vital que el bebé luzca un faldón que replica el mismo usado en el bautizo de la princesa Victoria Adelaide Mary; una tradición que lleva vigente desde 1841. El lugar aún se desconoce, aunque podría seguir los padres de su padre y su abuelo, y ser bautizado en la sala de música del palacio por el Arzobispo de Canterbury.

Eso sí, Guillermo ha decidido romper el protocolo llamando él mismo por teléfono a la reina para darle la buena noticia; hasta ahora un emisario iba hasta el palacio para comunicárselo, pero Guillermo ha querido dejar claro su gran relación con la reina diciéndoselo el mismo cuando llegue el momento.

Europa Press

pinit fg en rect gray 20 El protocolo del nacimiento del bebé real