Sin categoría

Senado hunde proyecto de matrimonio gay en Colombia

Foto: AFP

Un proyecto de ley que hubiese permitido el matrimonio entre personas del mismo sexo en Colombia quedó descartado este miércoles, tras su rechazo en el segundo debate en el Senado por 51 votos en contra y 17 a favor.

Con la decisión del Senado, integrado por 100 miembros, el proyecto del senador oficialista Armando Benedetti y del representante a la Cámara (diputado) por el Partido Verde, Alfonso Prada, quedó archivado.

En un primer debate en la comisión del Senado, el proyecto había sido aprobado en diciembre con 10 votos a favor y cinco en contra.

Pero con el rechazo de este miércoles, el proyecto de ley no pudo llegar a la Cámara de representantes (diputados).

El senador Benedetti aseguró que “con el voto negativo al proyecto de ley de matrimonio de parejas del mismo sexo se demostró que el Congreso no existe, es homofóbico”.

“El Congreso nos sirvió de entrenamiento, de sparring, para ir bien preparados ante la Corte Constitucional y lograr que se le garantice a la población LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales) como lo ha hecho en otras ocasiones, su derecho al matrimonio igualitario”, agregó en un comunicado difundido tras el hundimiento.

El proyecto, que pretendía regular la unión civil entre parejas del mismo sexo, responde a una sentencia de la Corte Constitucional, que en 2011 dio plazo al Congreso hasta el 20 de junio de 2013 para reglamentar ese tipo de uniones.

El tribunal autorizó -en caso de que el Congreso no cumpliera- a que las parejas del mismo sexo acudan a las notarías para registrar sus uniones civilmente.

En consecuencia, Benedetti advirtió que “el 21 de junio, a las 8 de la mañana, cuando las parejas LGBTI vayan a notarías y juzgados a exigir que los casen, habrá caos, desorden y confusión porque habrá notarios que dirán que sí habrá matrimonio igualitario y otros que no. Pero eso lo definirá la Corte Constitucional”, puntualizó.

El proyecto estipulaba que “la unión civil es un acto jurídico ante notario, mediante escritura pública, entre personas del mismo sexo que se denominarán cónyuges, bajo su consentimiento libre y espontáneo, con el objeto de formar una comunidad de vida permanente y apoyarse mutuamente”.

Respecto a la votación en el Senado, Benedetti consideró que “no es una derrota arrolladora, como lo aseguraban algunos senadores”.

El coautor del proyecto, el representante Prada, dijo a periodistas que se propone presentar otra iniciativa en la próxima legislativa, que se inicia el 20 de julio, pero advirtió que el trámite lo emprenderá por la Cámara de Representantes.

El debate sobre el proyecto era percibido con escepticismo por los activistas que apoyaban el matrimonio para las parejas del mismo sexo.

“Creo que hay mucha presión sobre los senadores para que no la aprueben y por eso creo que la ley no va a pasar”, había advertido la víspera a la AFP Luis Carlos Porto, un biólogo de 32 años en medio de una manifestación a las puertas del Congreso.

La propuesta recibió el rechazo de la Iglesia católica, que en Colombia tiene gran influencia, y también del Partido Conservador y de una mayoría de senadores del oficialista Partido de Unidad Nacional (La U).

Monseñor José Daniel Falla, secretario general de la Conferencia Episcopal, alabó la decisión del senado y dijo en una declaración escrita que “esperaba que los congresistas obraran a la altura de su responsabilidad, pensando en el bien de la Patria que se les ha confiado en nombre de los colombianos”.

Además llamó a los notarios a “que cualquier documento que celebren de unión entre personas del mismo sexo, no sea equiparado con el carácter de matrimonio, ni establecimiento de familia”.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos (centro-derecha), se mantuvo al margen de esa iniciativa pese a que fue presentada por uno de sus senadores.

Desde 2007 en Colombia, debido a decisiones de la Corte Constitucional, se le reconocen a las parejas homosexuales los mismos derechos sociales, patrimoniales y de herencia que a las uniones libres de heterosexuales, pero no pueden contraer matrimonio ni adoptar niños.

AFP

No olvides compartir en >>


á