Sin categoría

Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España

Torres Baena15081552 Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España

A Fernando Torres Baena no le alcanzará la vida para pagar por tan atroz crimen.

La Audiencia de Las Palmas ha condenado hoy al principal imputado en el ‘caso Kárate’, Fernando Torres Baena, a 302 años de cárcel, como autor de 35 delitos de abuso sexual y otros 13 de corrupción de menores.

La sentencia del mayor proceso por pederastia juzgado hasta la fecha en España y leída en vista pública por el magistrado Salvador Alba,condena además a 148 años de prisión a María José González, esposa de Torres Baena y monitora de su academia de artes marciales, y a 126 años a Ivonne González, profesora de kárate del mismo centro.

El tribunal encuentra culpables a ambas de múltiples delitos de corrupción de menores y abusos sexuales, pero absuelve al cuarto imputado en este procedimiento, el monitor Juan Luis Benítez, para el que se habían solicitado condenas de hasta 20 años de prisión.

La Audiencia de Las Palmas subraya que este sumario recoge un caso de “megaabusos”, “sin precedentes en la historia jurisprudencial del país”, en el que medio centenar de personas fueron sometidas “a relaciones sexuales indiscriminadas, daba igual la edad o el sexo”, durante cerca de 20 años.

El tribunal considera que estos hechos merecen “el máximo castigo” previsto en el Código Penal y, además, “exhorta” de forma expresa al legislador a endurezca el castigo para este tipo de delitos, por entender que la condena máxima que cumplirán Torres Baena, Ivonne González o María José González (20 años de prisión) “resulta insuficiente”.

El fallo ordena además la clausura del gimnasio donde se cometieron los hechos y el decomiso de todos sus bienes. Para el tribunal, el daño sufrido por las víctimas es “difícil o imposible de reparar”, pues todos ellos perdieron su libertad sexual y su honor.

Algunas no han vuelto a tener parejas o a mantener relaciones sexuales y siguen traumatizadas, según ha señalado en la lectura del fallo el magistrado Salvador Alba, quien ha dicho que por ello se exige a los tres acusados que paguen a cada una de sus víctimas cantidades que oscilan entre los 50.000 y 10.000 euros.

La defensa de Torres Baena ha avanzado que recurrirá la sentencia al tiempo que ha dicho que “nadie va a una casa de putas obligado”.

Voto particular

La sentencia cuenta con un voto particular del presidente del tribunal, Emilio Moya, que suscribe todos los hechos probados que declaran sus compañeros y las razones que les llevan a imponer las mayores penas en cada caso, pero discrepa de la absolución de Juan Luis Benítez, que, a su entender, debió ser condenado.

El magistrado Emilio Moya considera “ilógico” que Benítez haya sido absuelto de tres cargos de abusos sexuales que se le imputaban, cuando, a su juicio, formaba parte de la “pirámide de abusos” levantada en torno a una academia de artes marciales que era “un auténtico puterío, como han declarado algunos testigos”

Moya ha comenzado la explicación de sus motivos con un”reconocimiento público” a la testigo número 1, una joven que contó a su profesor los abusos que estaba sufriendo porque no quería que el hermano de una amiga, que iba a ser matriculado en el gimnasio de Torres Baena, pasara por lo mismo que ella.

“La testigo número 1 tuvo el valor de descubrir esta trama de abusos y corrupción. Este reconocimiento lo extiendo a todas las víctimas que han pasado por este proceso, que han tenido que declarar hasta cuatro veces hechos muy dolorosos para ellos, y también a sus familias”, ha subrayado.

Un ‘depredador sexual’

La Audiencia de Las Palmas considera probado que Torres Baena se comportó con los alumnos de su academia de artes marciales como “un depredador sexual” y organizó con ellos “auténticas orgías” sin importad su edad o género.

Así consta en los hechos probados de la sentencia, que constata que Torres Baena, ex campeón nacional de kárate, se aprovechó de su “condición de héroe deportivo” y de su “ascendencia emocional” sobre sus alumnos, muchos de ellos menores de edad, para “doblegar su voluntad” y satisfacer con ellos sus “deseos lúbricos”.

El tribunal también considera probado que participaron en ese tipo de prácticas su esposa, María José González, y la monitora Ivonne González, pero no así el cuarto acusado, Juan Luis Benítez.

La sentencia entiende que Torres Baena, su esposa e Ivonne González seguían un “plan preconcebido” para abusar de un grupo de alumnos, a los que presentaban como “los elegidos”.

Los procesados generaban “miedo y respeto” sobre sus alumnos, a los que “abroncaban” y obligaban a “entrenar horas y horas” si se negaban a mantener relaciones sexuales.

“El acceso de los acusados a las relaciones sexuales no se producía de modo inminente o espontáneo, sino que con carácter previo eran sometidos a charlas sexuales por parte de Fernando Torres Baena y María José González”, continúa el relato judicial.

Torres Baena, asegura el magistrado ponente, captaba a sus víctimas “desde muy temprana edad” e instruía a sus elegidos sobre cómo “la práctica del sexo en el más amplio sentido de la palabra”, con todo tipo de prácticas, heterosexuales, homosexuales, o en grupo, “mejoraría su vida” y les haría “mejores luchadores”.

También aprovechaba su ascendencia como ‘sensei’ (maestro de artes marciales) de prestigio internacional para anular los vínculos con sus familias, diciéndoles que sus padres “no eran nada”.

La sentencia estima probado que Torres Baena organizó una estructura “marcial” y “jerarquizada”, en la que “nadie osaba discutirle” y en la que las procesadas Ivonne y María José González colaboraban a “doblegar la voluntad de las víctimas”.

Mujeres con ‘clara ascendencia sobre los menores’

Las dos mujeres “tenían una clara ascendencia sobre los menores”, como “mano derecha del sensei”, sin que puedan alegar que se limitaban a cumplir las órdenes de Fernando Torres Baena en contra de su voluntad. “Antes bien, María José e Ivonne tenían iniciativa en la práctica de esas relaciones sexuales”, añade el fallo.

La Audiencia de Las Palmas entiende que las víctimas de estos abusos fueron sometidos a todo tipo de prácticas, desde “sexo anal con Torres Baena hasta tríos, cuartetos o sexo indiscriminado”.

El tribunal considera que esas prácticas se prolongaron durante unos 20 años, en una dinámica que hubiera sido “imposible” sin la colaboración de las dos procesadas con Fernando Torres Baena.

Fernando Torres, María José González e Ivonne González son, por ello,coautores de múltiples delitos de abusos sexuales, ha adelantado el magistrado ponente.

 elmundo.es

facebook Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España0twitter Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España12google Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España0pinterest Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España0linkedin Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España0stumbleupon Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España0print Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de Españaemail Condenan a 302 años al protagonista del mayor juicio por pederastia de España