Sin categoría

¿Cómo se hace un castillo de arena en la playa? Aprende con estos pasos

Si te fuiste a vacacionar a la playa, tendrás diversas actividades para hacer. Desde bañarte en el mar, asolearte, bucear para ver peces y corales, y hacer castillos de arena. Si la chispa creativa te brota mientras disfrutas en la arena, aquí te dejamos algunos pasos para aprender hacer castillos.

 

La modular es la que suelen utilizar los niños y las personas que empiezan construyendo castillos. Como su nombre indica se basa en alzar una construcción mediante módulos o piezas y yéndolos uniendo unos a otros a medida que construimos estos módulos.

A continuación mostramos un ejemplo de castillo modular:

 

 

Alzamos un par de torres, separadas unos 10cm, con la ayuda de dos cubos llenos de arena mojada.

 

 

Situamos una mano entre ambas torres a modo de andamio y arrastramos un puñado de arena mojada con la otra mano hacía nuestro improvisado andamio.

Añadir más arena mojada hasta conseguir un montículo entre las dos torres. No aplicar presión sobre el montículo para evitar derribar las torres.

 

 

 

 

Con la pala cortamos el montículo en vertical para formar una pared recta. Repetir el proceso con ambas caras del montículo de arena.

 

 

 

Acabamos recortando la cima del montículo de forma horizontal. Con la cara posterior de la pala alisamos la superficie frotando con suavidad de derecha a izquierda.

 

 

Repetimos los pasos anteriores añadiendo nuevas torres y muros entre ellas hasta formar un círculo amurallado.

Acabamos la construcción añadiendo una última torre en el centro de mayor embergadura.
Podemos coronar nuestro castillo situando una banderita en la cima de la última torre.

 

Haciendo un castillo: técnica esculpida

Con la técnica esculpida se pueden conseguir resultados mucho más complejos, aunque requiere mayor experiencia y tiempo de trabajo.

Para realizar el castillo de arena usando esta técnica se empieza realizando una gran base.
Amontonamos la arena formando un montículo y amasamos los laterales del mismo dando golpecitos con las manos.

 

 

 

Para proporcionar estabilidad a la base del castillo vertimos poco a poco agua sobre la cima del montículo, de manera que el agua vaya penetrando en el interior.

 

 

Una vez el montículo este húmedo volvemos a compactarlo dándole más golpecitos con las manos. El agua actuará de “pegamento” y unirá internamente todos los granitos de arena evitando que se desplome el castillo.

 

Ahora es el momento de ir esculpiendo el castillo.

Vamos retirando cantidades de tierra alrededor de zonas donde queramos alzar torres. Es el momento de realizar el “boceto” del castillo, por lo tanto, en estos momentos debes evitar realizar los pequeños detalles como ventanas, resaltes, escalones. Debemos distribuir la arena para, en el siguiente paso, empezar a detallar nuestro castillo de arena final.

Por ejemplo, si queremos realizar un tramo de escaleras delante de una torre simplemente recortamos arena para formar una rampa. En la siguiente etapa ya confeccionaremos los peldaños de esa rampa hasta formar las escaleras.

 

Este último paso consiste en añadir todos los detalles de nuestro castillo. Para ello, ahora empezamos a usar las herramientas más pequeñas tales como el palo o palas estrechas.

Iremos perfilando los montículos y pendientes que hicimos anteriormente hasta obtener torres con sus ventanas, puertas, marcos de puertas, Cuando más pequeño sea el instrumento que usemos más pequeños podrán ser los detalles que hagamos. En este paso tenemos que tener en cuenta que es muy difícil volver a colocar arena allí donde se desprendió. Trabajar con mucho cuidado de arruinar el trabajo que acabamos de hacer con anterioridad. Siempre tenemos que trabajar de arriba a bajo, ya que si trabajamos del revés la arena que vaya cayendo estropeará los últimos detalles añadidos.

 

 

 

Trucos para hacer castillos de arena

Para realizar cualquier elemento de nuestro castillo de arena precisamos en todo momento de arena mojada. Una técnica que nos proporcionará arena húmeda consiste en excavar un hoyo cerca de la orilla hasta encontrar agua. Ese agujero comunica con el agua del mar, por lo tanto, podremos recoger arena mojada del interior del hoyo siempre que queramos.

 

 

Humedecer el castillo a lo largo del proceso de construcción. Nunca dejar secar del todo la construcción, ya que una vez la arena esté seca, nuestro castillo adquirirá mucha fragilidad pudiéndose desplomar en cualquier momento. Podemos llevar un pulverizador de agua de regar las plantas e ir remojando el castillo de vez en cuando.

 

Para crear una muralla realista sigue estos sencillos pasos:

 

Empezamos realizando un corte vertical en el muro a unos 2cm de distancia de la torre. Para realizar el corte podemos usar un cuchillo viejo.

 

 

 

Realizamos otro corte vertical a 2cm de distancia del primer corte.

 

 

Ahora realizamos un corte en horizontal que vaya de principios del primer corte hasta el segundo corte.
Introducimos el cuchillo y levantamos con cuidado la porción de arena que hayamos aislado.

 

 

De esta manera habremos creado una muesca de la muralla.
Repetimos el proceso creando más muescas separando cada corte 2cm de los anteriores.

 

 

Para crear torreones muy altos y delgados cogemos un puñado de arena mojada del agujero y la dejamos caer lentamente de entre el agujero que forman nuestros dedos.

El proceso de coger arena mojada y dipositarla sobre la torre debe de hacerse muy rápido, ya que el secreto que se formen torres tan consistentes es la gran cantidad de agua que contiene la arena que las forman.

Si esperamos mucho tiempo entre que cogemos la arena y la depositamos perderemos el agua que contiene esa arena y ya no nos servirá.

 

Ejemplos de castillos de arena

Castillo medieval en la cima de una montaña


Cocodrilo.

Perrito descansado

Los 3 monos que no escuchan, no ven y no hablan.

Cartel de bienvenida a las playas de Barcelona

 

DibujosParaPintar.com

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter4Share on Google+0Pin on Pinterest0Print this pageEmail this to someone