Sin categoría

De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)

maria araujo De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)

María Elena Araujo Torres

“No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre” (Mateo 15.Reina-Valera 1960).
Las palabras y gestos tienen poder, de destruir, construir, alabar, calumniar, bendecir o lo contrario. Los grandes conocedores y estudiosos del comportamiento y las relaciones humanas han explicado desde diferentes vertientes esta potestad que se nos ha dado y que desarrollamos desde el primer año de vida.
En la Biblia encontramos el pasaje citado al inicio como resultado de que los escribas y fariseos de Jerusalén acusaron a los díscipulos de quebrantar las leyes de los ancianos al no lavarse las manos antes de comer. Jesús les llamó hipócritas pues querían ganar indulgencias hablando chismes malintencionados contra sus seguidores.
Esta historia se ha repetido y repite a lo largo de la historia.Hagamos un poco de memoria de situaciones parecidas ocurridas a nuestro alrededor. Cuántas personas gustan de hablar en negativo de otras, para hacerlas quedar mal ante un jefe, amigo o conocido sólo por ganar prebendas, envidia, odio y todos esos sentimientos que hacen gentes menos felices y amargadas, expresar falsa alegría y muecas para emular sonrisas.
Cuanto daño ha hecho a la humanidad la mala palabra, los malos gestos. A veces hasta en los grupos de gente más inocente o ingenua se puede generar este veneno. En la casa, cuando acusamos falsamente a nuestros hermanos de haber dejado de hacer alguna tarea doméstica para ir a jugar; en la escuela cuando señalamos a otro compañero de haber cometido una falta y ser culpable de situaciones que compremeten su buen rendimiento académico. Y así vamos por la vida, señalando a otros por sus faltas, por sus culpas ante todo lo que ocurre en negativo. Los culpables siempre son los demás.
Cuantos niños han sido castigados por faltas que no cometieron, cuantas personas han sido señaladas de acciones que jamás ni siquiera llegaron a pensar; cuantos inocentes han sido llevados a centros de reclusión acusados de determinados delitos sólo porque alguien abrió su boca para acusarlo falsamente; cuanta gente ha perdido la vida por haber sido acusada con calumnias elaboradas con mala intención. Cuanta infelicidad puede causar al mundo la palabra maledicente.
Mucha gente insiste en que debemos buscar la paz para el mundo, pero la paz empieza en nosotros, en lo que hacemos, en lo que decimos, por tanto es importante enfocar nuestra atención en la forma en que nos expresamos verbalmente y a través de los gestos.
Nuestras palabras son creadoras porque son el reflejo de nuestros pensamientos. Por eso es realmente importante cuidar que nuestras palabras sean sanas hacia el prójimo y tratar de evitar involucrarnos en señalamientos negativos hacia otras personas como si fuéramos jueces de comportamiento impecable.
La mayoría de las personas no están completamente concientes del gran daño que causan cuando hacen afirmaciones destructivas y desmoralizadoras hacia otros con palabras ofensivas e irrespetuosas. Cuando la mayoría de la gente está molesta o frustrada se tiene el terreno fértil para emitir comentarios destructivos hacia quienes creen culpables de sus desgracias, a veces contra quienes más amor les han profesado. Aquí es importante tomar conciencia y reconocer que nadie puede hacernos realmente daño a menos que se les permita y si lo hacen a escondidas, bajo el secreteo o el anonimato pues bien lamentable por aquello de que“con la vara que midas serás medido”.
Lo más importante es intentar la prudencia al hablar, hacer comentarios positivos cuando afloran deseos de criticar o difamar a otra persona, sobre todo si esta no se encuentra presente. En pocas palabras, pensar antes de hablar, o callar antes de sacar lo peor del ser humano, a través del maravilloso regalo que Dios nos dio: el poder de la palabra.

María Elena Araujo Torres

facebook De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)0twitter De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)4google De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)0pinterest De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)0linkedin De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)0stumbleupon De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)0print De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)email De Interés: Pensar antes de hablar (María Elena Araujo Torres)