Sin categoría

Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido

Los policías cuentan su versión del suceso
Imagen 054 Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido

Ya con cabeza fría y sin amenazas de ajusticiamientos por parte de algunos indígenas a los dos oficiales involucrados en el enfrentamiento con presuntos “bachaqueros” o traficantes de gasolina que se registró en la tarde de ayer en el barrio Brisas del Norte, el director de Polimaracaibo, comisario Eduardo Villalobos, contó esta tarde la versión ofrecida por sus funcionarios, la cual apunta a que, prácticamente, fueron guiados a una emboscada.
Villalobos dijo que el evento era una actuación de baja complejidad, pues sólo se trataba de un camión 350 que zigzagueaba a exceso de velocidad por el sector Amparo, por lo que los oficiales de tránsito, quienes se desplazaban en moto, lo persiguieron para evitar que causara un daño a alguien, pero el conductor no se detuvo, sino que aceleró.

Al llegar a la Circunvalación 2, “los funcionarios pidieron apoyo para que sus compañeros hicieran una barrera y detuvieran el camión, pero, sin preverlo, estaban siendo conducidos prácticamente a una emboscada”, indicó Villalobos.

Luego de atravesar un largo trayecto por Maracaibo, el chofer del camión, perteneciente a etnia wayúu, dejó abandonado el presunto vehículo “bachaquero” en la calle 21 del barrio Brisas del Norte, donde los policías pidieron una grúa para remolcarlo.

Minutos después —prosiguió Villalobos según lo contado por los dos oficiales— llegó una camioneta cargada de indígenas quienes les cayeron a botellazos y piedras.

De inmediato, los policías pidieron respaldo en la zona, al momento en que se dieron cuenta de que dentro de una casa estaban colocando varias pipas de combustible en el piso, lo que los hizo sentir pánico al creer que los wayúu incendiarían el lugar.

Al mismo tiempo, llegó una camioneta 4Runner dorada, de la cual descendió un grupo de indígenas y empezó a disparar a los policías, quienes trataron de escapar, pero sus motos habían quedado enterradas en la tierra, lo que les impidió la evacuación rápida.

En el acto, los funcionarios tenían un doble propósito: lograr sacar las motos de la tierra y defenderse, por lo que aplicaron sus principios tácticos.

Villalobos detalló que cuando los oficiales reportaron la presencia de pipas de gasolina, llamó de inmediato a las autoridades de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para indicarles que habían hallado un depósito de gasolina, por lo que necesitaba que procedieran a enviar a sus funcionarios, así como también se le solicitó al Cuerpo de Policía del Estado Zulia (Cpez).

En el sitio ocurrió el enfrentamiento en el que cuatro policías municipales resultaron heridos: dos por armas de fuego y otros dos con fracturas. En el lugar falleció el wayúu José Gilberto Rodríguez Fernández, de 19 años, de quién aún no se determina si participó en el enfrentamiento.

Luego, varios camiones con decenas de indígenas llegaron a la sede de Polimaracaibo, en la Vereda del Lago, con el fallecido amarrado de pies y manos y lo colocaron en el suelo.
Los familiares exigían, según comentó Villalobos, que Polimaracaibo le pagara la urna, traslado fúnebre y algunos alimentos comestibles.

Antes esto, desde el punto de vista presupuestario, la institución policial no podía costearlo, sin embargo, Villalobos accedió a pagar el traslado fúnebre de su propio bolsillo, pero creía que sería en Maracaibo.

En cambio, los familiares del fallecido pedían 20 mil bolívares porque el traslado iba a ser hasta la Alta Guajira, lo que llevó a Villalobos a declinar su ofrecimiento, ya que la cantidad escapaba de sus posibilidades.

En medio del conflicto verbal, el comisario logró mediar y dejarles claro que Polimaracaibo no puede someterse a la “ley guajira”, sino a las leyes de la policía venezolana.

Al cabo de un rato, dos diputados indígenas fueron a la casa de la alcaldesa Eveling Trejo, quien tuvo que intervenir para llegar a un acuerdo que beneficiase a ambas partes.

En el encuentro, la alcaldesa dijo que, como un gesto humanitario, iba a apoyar a los familiares del fallecido con la parte fúnebre, como se suele hacer en estos casos, y no porque se acepte la responsabilidad del hecho por parte de los oficiales de Polimaracaibo, ya que eso lo determinará el Ministerio Público.

Villalobos aclaró que ayer no se detuvo ni persiguió a ningún “bachaquero”. Así como tampoco hay funcionarios detenidos.

“Lo siguiente en la investigación del suceso es evaluar si los efectivos actuaron de acuerdo a los estándares previstos, si hubo falta de control del estrés y demás detalles de actuación policial, que los conduzca a hacer simulaciones, reconstrucción de los hechos o nuevas prácticas tácticas para que sean más profesional en la actuación”, expresó Villalobos.

El comisario destacó que “nadie está en contra de los wayúu, de hecho, Polimaracaibo cuenta con oficiales indígenas quienes ayer se convirtieron en facilitadores entre ambas partes”.

Detalló que uno de los oficiales heridos recibió un disparo por la espalda, pero el chaleco antibalas logró salvarle la vida; otro también resultó herido por arma de fuego, y dos cayeron de las motos al momento de la huida, por lo que uno se fracturó el pie y otro la mano.

Polimaracaibo también posee una moto perforada por un proyectil que atravesó el motor completamente. Todas las evidencias serán evaluadas por la Policía Científica y entregadas a la Fiscalía del Ministerio Público.

Foto: Xiomara Solano
Noticia al Día

facebook Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido0twitter Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido10google Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido0pinterest Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido0linkedin Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido0stumbleupon Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido0print Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenidoemail Los “bachaqueros” guiaron a los oficiales de Polimaracaibo a una emboscada: No hay ningún detenido