Sin categoría

“El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”

Mocho Edwin “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”

En la gráfica "El Mocho Edwin"

Edwin Ramón Soto Nava, (30) alías “El Mocho Edwin”, uno de los líderes en la Cárcel de Sabaneta, planificó y ordenó la matanza de Santa Lucía donde cayeron muertos tres amigos que consumían droga la esquina de un taller, cerca del Boulevard, el pasado 29 de febrero, reveló una fuente ligada a las investigaciones.
El conocido delincuente marabino quien fue capturado en el oriente del país y recluido en una prisión de la Isla de Margarita, fue trasladado a la Cárcel Nacional de Maracaibo el pasado noviembre de 2011.
Investigaciones efectuadas por detectives del CICPC-Maracaibo, indican que uno de los tres hombres asesinados en Santa Lucía fue “soldado” de “El Mocho Edwin” pero le quedó mal en un “trabajo” que le mando a realizar.
El reo, para ajustar cuentas, contactó a un delincuente apodado “El Loco Alberto” para que ejecutara el sicariato. Este a su vez se buscó a dos de sus compinches, conocidos como “Cara Redonda” y Aldrix Javier Núñez Cárdenas, apodado “Cara ‘e Palo”, de 22 años. Este último fue abatido esta mañana a las 7:30 en una vivienda ubicada en la Cañada Brazil, exactamente en la avenida 2B del sector Valle Frio de la parroquia Santa Lucía. En su poder tenía un revólver calibre 38 solicitado por la subdelegación del CICPC-Guayana y una escopeta. Luego del enfrentamiento los detectives le encontraron una cédula falsa con el nombre de Aldrix Javier Santana Cárdenas.
Se conoció que en la operación policial de esta mañana “El Loco Alberto” escapó sin enfrentar a los funcionarios. Este y “Cara e`Palo”, tenían su guarida dentro de una piscina vacía ubicada en una vivienda de Valle Frío.
Como lo informara NAD, no eran precisamente unas almas de Dios tres de las cuatro víctimas que cayeron bajo el fuego de las balas de cuatro encapuchados la noche del 29 de febrero a 300 metros del Boulevard de Santa Lucía.

El único que no registro prontuario policial, quizás por su edad, fue el menor de quince años, Neiker David Criado Dávila y pese a ello fue quien recibo más balzos, siete en diferentes partes de su cuerpo. Este residía en la avenida 2E con calle Catriana de ese mismo popular sector.
Otro de los asesinados, Ángel Alfonso Bracho Bracho (30), el mayor de todos y apodado “El Cojo”, fue alcanzado cinco veces por las balas 9 mm. Vivía en la avenida 8 con calle 88 de Las Verita, mientras que el tercer muerto, César José Quintero García (23), domiciliado en Santa Lucía, recibió dos disparos. El primero registró antecedentes por varios delitos y Quintero por drogas. Fue detenido por el CICPC el 4 de noviembre de 2009. Ambos se encontraban bajo régimen de presentación, confirmó una fuente policial.
El único sobreviviente de los cuatro amigos, Carlos Alberto Villalobos Vivas (20), quien residía en la misma casa de Ángel Bracho, igualmente se encuentra bajo presentación. Este fue impactado dos veces en la pierna derecha y luego de ser atendido en el Hospital Central, esta mañana detectives del CICPC lo trasladaron a la brigada contra homicidios para que testimoniara sobre lo ocurrido a las 10:35 de la noche en la avenida 3 con calle 88 de Santa Lucía, exactamente al lado de la plaza Casanova.
Al parecer , quien “El Mocho Edwin” fue apresado el 1 de abril de 2009 junto a miembros de una banda de plagiarios, tras la liberación por parte de las autoridades policiales de una comerciante que estos mantenían secuestrada, iba por Ángel Bracho, el mayor de los acribillados.
Cabe destacar que Edwin Soto cayó preso por primera vez en el año 2003 luego de que un ciudadano se le resistiera al robo en una calle de Maracaibo. Fuentes policiales confiaron que tres años más tarde asumió el control de la cárcel luego de salir en libertad Javier Paz Herrera, alias “el Comandante Serizawa”, cuyo apodo proviene del plagio que conmocionó a la colectividad zuliana perpetrado contra una médica de origen japonés. Maritza Serizawa fue secuestrada el 20 de febrero de 2000 cuando la profesional de la Medicina se desplazaba en su vehículo. La galena fue liberada el 17 de agosto de ese año en la emergencia del Hospital General del Sur
Tres años le bastaron a “el Mocho Edwin” dentro de la cárcel marabina para pulir sus conocimientos y egresar con una maestría en materia de secuestros. Antes de salir en libertad, el 6 de enero de 2007, presuntamente ordenó la ejecución de “Pa’ Gordo”, “el Chuky” y “el Gordo Jaison”. Todos purgaban condenas en el penal de Uribana, pero fueron llevados a Sabaneta en castigo disciplinario
En la actualidad sobre sus hombros pesa una requisitoria a escala nacional por el asesinato de tres personas, entre ellas una mujer, hecho ocurrido el 11 de abril del pasado año en el sector El Amparo de la ciudad de Maracaibo. El móvil del triple crimen suscitado dentro de una camioneta Terios habría sido la venganza por el botín de un robo cometido contra los custodios de un blindado cuando retiraban una remesa de las multitiendas Traki, agencia de la avenida La Limpia de Maracaibo.
Noticia al Día

facebook “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”8twitter “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”7google “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”0pinterest “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”0linkedin “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”0stumbleupon “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”0print “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”email “El Mocho Edwin” ordenó desde la cárcel de Sabaneta la masacre en Santa Lucía: Uno de las tres víctimas le falló en un “trabajo”