Sin categoría

Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011

mujeres muertas 400x200 Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011

Mujeres asesinadas en el Zulia durante el 2011 // De izq. a der. Karen Blanco, Ismelda Vanega, Elizabeth Coromoto y Mariluz Montiel

Durante el año 2011 que termina en pocas horas el estado Zulia lamentablemente fue testigo de terribles asesinatos de bellas mujeres inocentes con toda una vida por delante quienes en definitiva eran demasiado jóvenes para morir, y cuyos sueños fueron destruidos por inescrupulosos homicidas que asombraron a toda Venezuela.

Mariluz Montiel: La abogada embarazada tiroteada en el Milagro

mariluz y ramon2 Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011Mariluz Montiel, abogada egresada de la URBE y estudiante de inglés en el Cevaz, fue asesinada a las 8.30 de la noche del pasado 16 de junio cuando se encontraba en compañía de Ramón Araujo, un importante empresario de la ciudad, dueño de la empresa de lanchas La Marina, y socio de Profile, con quien mantenía una relación desde hace más 10 años a pesar de que Ramón era casado, y de quien esperaba una hija desde hacía cuatro meses.

El hecho ocurrió en las inmediaciones del parque La Marina, en la avenida El Milagro, en el sector Puntica de Piedra. Mariluz y Ramón fueron abaleados dentro de una Ford FX4 doble cabina, color plateada,  matrícula 54CBAM, propiedad de Araujo. En ese momento llamó la atención que la mayor parte de los disparos estuvieran dirigidos a Mariluz, y a Araujo solo le rozó una bala en una de sus extremidades.

Con un arma en la mano y acompañado de sus criminales amigos fungía como uno de los “duros” del grupo de sicarios, pero en la sede del CICPC demostró todo lo contrario.

Mauricio Enrique Visbal Feria, el escolta que fue señalado por el CICPC como uno de los sujetos que disparó contra la abogada Mariluz Del Carmen Ramón Araujo, “explotó” en llanto en la sede de ese cuerpo policial luego de ser arrestado.

Estos tres pistoleros: Mauricio Visbal Feria, Wister Corso Becerra y Teo Michel Chirinos Useche (solicitado), quienes además decían que pertenecían a un cuerpo policial, habrían recibido 50 mil bolívares fuertes para asesinar a Ramón Araujo y a la abogada Mariluz Montiel. Por causas que aún se investigan erraron al dispararle a Araujo pero no a la abogada.

El encargo de quitarles la vida a la pareja lo hizo José Enrique Molina Medina. Este sujeto, apodado “El Negro Molina”, y quien habita en el edificio Lisboa del sector Paraíso, cerca de 5 de Julio, era socio de Ramón Araujo y este último le adeudaba 200 mil dólares luego de que hicieran unas negociaciones de unas lanchas. La negativa de honrar la deuda habría sido el móvil del atentado, establecieron los investigadores.

Sobre el paradero de este empresario, quien tiene orden de captura por el juzgado quinto de control, se especuló que desde Falcón huyó hacia las islas antillanas y ya se encuentra en Florida.

En cuanto al tercer sicario que falta por detener, Teo Michel Chirinos, se cree que se encuentra “enconchado” en la Costa Oriental del Lago.

Karen Blanco: La Top Model zuliana

karen33 Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011

El Zulia y Venezuela entera quedó conmocionada luego de que a las 3.50 de la madrugada del martes 31 de mayo, 45 casquillos cayeran al suelo, llevándose consigo las vidas de Karen Virginia y Hugo Morales, a las afueras del Salón de festejos Sicilia, en Cecilio Acosta, Maracaibo.

La despampanante hermosura de Karen Virginia, sumada a una buena cuota de egocentrismo que toda aspirante a modelo debe poseer, la llevó a conquistar importantes galardones de la belleza internacional, coronándose como “reina” en varios concursos; pero ni eso la pudo proteger de sus verdugos.

El lunes 30 de mayo, Karen decidió junto a su pareja desde hacía cinco meses, asistir a la fiesta de 15 años de la hija de un amigo de Hugo, aunque no tenían muchas ganas de ir, pues ella habría dicho: “¿Unos quinceaños hoy lunes?”. Tal vez Karen pudo imaginarse levantarse el martes en la mañana trasnochada y con diligencias por hacer, pero nunca se vio a sí misma llenando las páginas de sucesos de todos los medios de comunicación regionales y nacionales.

Ya era martes, 31 de mayo, y después de una velada de baile y algunos tragos, Hugo y Karen salieron caminando tranquilamente del ostentoso lugar. De un lujoso auto Mercedes Benz E340 color plateado que permaneció aparcado durante horas frente al salón, esperando pacientemente el momento ideal, salieron los sicarios que con la misión de eliminar de la faz de la tierra a Hugo Morales Jada, abrieron fuego a discreción en contra de la pareja.

Primero, Kris Turizo acabó con la vida de Karen Blanco, le dio dos tiros en las piernas, y luego se tomó unos segundos para propinarle otros dos disparos más el cuello. El sicario la miró directamente a los ojos, pero con toda la frialdad del mundo, igual la ejecutó, aun cuando ella no fuera el objetivo principal.

A tan solo unos metros de distancia, el asesino a sueldo Enderson Briñez terminaba con la vida del empresario Hugo Morales con más de 20 disparos.

Las investigaciones no fueron sencillas para los sabuesos del CICPC, mucha información falsa circulaba en los medios de comunicación, y pocos datos relevantes eran obtenidos.

Hombres celosos dispuestos a matar, presos queriendo cobrar venganza y carteles de la droga, eran las teorías que cobraron más fuerza en los medios, pero esto no despistó a los funcionarios; no eran más que especulaciones.

Un arduo trabajo de investigación científica, que tuvo como punto de partida determinar quién era el dueño del auto Mercedez Benz que nunca fue reportado como robado, supuestamente para tratar de asegurarlo, los llevó hasta los matones, y posteriormente hasta los autores intelectuales del hecho.

Miembros de la familia Meleán, un apellido conocido en el Zulia, fueron responsabilizados por el atentado, entre ellos el “brazo ejecutor” de esa familia, Helí Heliberto Fernández, alias “El Chamut”, ex funcionario policial de Poliurdaneta quien ha sido señalado por el CICPC como autor intelectual de otra cantidad de asesinatos. Uno de los más recordados es la llamada “Masacre de Los Cortijos” en la que perdieron la vida cuatro jóvenes.

Ismelda Vanega y Elizabeth Coromoto: Muertas por un cuerpo perfecto

elizabeth Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011

Cuando todos pensaban que el médico Eleazar Urdaneta había abandonado su oficio de intervenciones estéticas tras recibir varias denuncias, su nombre surgió nuevamente a la palestra luego de que fuera denunciado por mala praxis e impericia por segunda vez, en la operación que le hizo a la estudiante de administración de LUZ, Elizabeth Coromoto Veloz Rondón (23), quien falleció en medio de una intervención de cirugía estética.

Elizabeth Veloz había ingresado a la clínica Bella Vista para efectuarse una liposucción y colocarse implantes de seno y glúteos, pero horas después falleció.

Marbelis Veloz, Auristela de Cárdenas y Brizeida Rondón,  tías de la fallecida, así como otros parientes, aseguraron que Elizabeth gozaba de buena salud y dudaron de que su muerte haya sido causada por una afección del corazón. El informe médico habría indicado que la chica falleció debido a un coágulo de sangre que le obstruyó el corazón.

ismelda vanega Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011

Este lamentable episodio pareció  una historia repetida con varios de los personajes involucrados, ya que el pasado 16 de febrero la abogada Ismelda  María Vanega López falleció de un paro al corazón luego de ser ingresada al pabellón de la clínica San Lucas de Maracaibo, donde iba a ser operada para colocarle prótesis de senos.

Luego del deceso, Marisela Venega, hermana de la profesional del derecho,  denunció ante el CICPC lo que consideró un delito cometido por el médico Eleazar Urdaneta y el anestesiólogo Samuel Rodríguez. “El primero fue quien la intervino el pasado mes de octubre en la clínica Milagro Center, para hacerle una liposucción en piernas y abdomen y ayer la operaría para hacerles los senos”, dijo en aquel entonces.

Los familiares de la abogada describieron con detalles cómo ocurrió todo desde que ingresó a la clínica San Lucas, a donde canceló 17 mil Bs., para colocarse las prótesis: Ismelda Venega llegó a la mencionada clínica en compañía de su hermana Marisela. Esta última declaró que el médico Urdaneta llegó tarde, así como las prótesis. Luego el cirujano salió a almorzar y no fue hasta las cinco de la tarde cuando la metieron a pabellón.

Marisela aclaró que estuvo con su hermana en una habitación y a eso de la una de la tarde Ismelda le dijo: “Mari vete a casa porque esto es para rato”. Luego volvió a hablar con ella por teléfono y estaba perfectamente bien.

Como a las siete de la noche la familia Venega dijo que comenzó a preocuparse porque no tenían información sobre Ismelda. A los minutos fue cuando le dijeron que le había dado un paro cardiaco. “Como a las ocho me asomé por una ventanilla y vi a varios de los médicos que conversaban y se reían. Les dije que me dijeran qué  estaba ocurriendo y me respondieron que estaban ocupados con lo del paro”, dijo la hermana de la abogada.

Cuando los increparon no les quedó más que decirles que había fallecido. Cuentan que al preguntarle por qué pasó les contestó que “eso pasó y pasó de pronto”.

Desde entonces él medico responsable de la intervención no ha dado la cara y todo los galenos se fueron de la clínica minutos después de haber fallecido la paciente, aseveró uno de los deudos. “Estamos seguros que se pasaron de anestesia porque ni siquiera la operaron”, aseguraron.

Marisela Venega precisó que a su hermana nunca la intervinieron y que le hicieron unas cortaduras en las viejas cicatrices de la antigua operación para simular que la habían intervenido.

Pero además de este sonado caso el médico Eleazar Rondón fue acusado por otras damas en el Ministerio Publico y NAD lo reseño de esta manera:

Otras dos mujeres que aseguraron ser víctimas de mala praxis médica por parte del doctor Eleazar Urdaneta y su anestesiólogo  Samuel Rodríguez, protestataron junto a familiares y amigos de la abogada fallecida Ismelda Venegas, frente a la Fiscalía del Ministerio Público de Maracaibo, buscando que se hiciera justicia.

Una de ella fue Rossana Ávila, de 32 años, enfermera de la clínica Rosario de Cabimas, quien fue sometida a una operación estética (liposucción- aumento de glúteos y senos) el pasado 3 de junio en la clínica Milagro Center, bajo un costo de 23 mil BsF. La operación le trajo como consecuencias un edema pulmonar, septicemia y una neuropatía motora, motivos por los que  fue hospitalizada durante un mes en la misma clínica donde fue operada y debió asumir una deuda de 150 mil bolívares fuertes de gastos post operatorios. Cuenta la afectada que tuvo que vender hasta su carro para honrar los pagos.

Otra víctima del doctor Urdaneta fue Siykiu Ruz Urribarí,de 36 años, madre de tres hijos y empleada de Pdvsa, operada en la misma clínica Milagro Center el 13 de agosto del pasado año. Gastó en la operación 23 mil bolívares fuertes. La mala praxis le ocasionó un encapsulamiento de una bacteria, y  por tal razón fue ingresada a la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico de Cabimas. Por su parte, ella tuvo que gastar 100 mil bolívares fuertes para poder costear el trabajo de los especialistas que la trataron y lograron salvar su vida.

Según las dos víctimas, ambas residenciadas en Cabimas, el doctor ya presenta 10 denuncias por casos similares.

Así culmina un triste recuento de algunas bellas zulianas quienes fueron noticia en la página roja de los medios de comunicación durante este 2011.

Noticia al Día

pinit fg en rect gray 20 Asesinatos de bellas mujeres que consternaron al Zulia en 2011