Sin categoría

Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer

B4Muerta Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer

Foto tomada de El Correo del Caroní

Kairobis Milagros Arcia Maracay recibió un tiro en la cabeza en la celda A del Centro de Coordinación Policial (CCP) Guaiparo. La joven de 27 años y otras siete mujeres más lograron quedarse adentro de las instalaciones.

A las 11:30 de la noche del domingo los policías escucharon una detonación por arma de fuego desde la celda A, y al asomarse en la reja observaron a una mujer sangrando por la cabeza.

Mientras los más de 50 internos que estaban en ese pabellón guardaban silencio, Kairobis Milagros Arcia Maracay pedía ayuda. En una patrulla de la Policía del estado Bolívar (PEB) fue trasladada desde el área de régimen del Centro de Coordinación Policial (CCP) Guaiparo hasta el Hospital Dr. Raúl Leoni, donde falleció a las 8:22 de la mañana de ayer.

Autoridades se rehusaron a dar declaraciones, por el contrario, intentaron negar lo ocurrido. No obstante, de manera no oficial se supo que quedaron detenidas otras 7 mujeres que al igual que Arcia estaban con sus parejas en las celdas en horario no permitido.

Dos de los funcionarios encargados de la vigilancia interna del recinto carcelario quedaron detenidos, ambos fueron puestos a orden de la Fiscalía Tercera del Ministerio Público, pues aparentemente recibieron dinero para dejar que estas ciudadanas pasaran la noche en el lugar.

Madre de dos niñas
Kairobis, conocida como “Mila”, tenía 27 años. Como todos los domingos, desde hace aproximadamente un año, se trasladaba al CCP de Guaiparo a visitar a su esposo, “el Day”, imputado por un doble homicidio que ocurrió meses atrás en el sector Los Arenales, en San Félix, donde murieron los primos Pedro Félix y Leomar Rojas.

Conocidos de la mujer comentaron que era la primera vez que se queda a dormir en ese lugar. Había pasado una tarde agradable compartiendo tragos con su pareja y compañeros de celda, cuando se acabó la hora de visita buscó la manera de quedarse.

“A las 4:30 cuando tocó la hora de salida ella se quedó. Su marido le pagó a un policía y siguieron tomando guarapita. Nos enteramos que a las 7:30 se formó una pelea que no pasó a mayores, pero debe ser que borrachos y él drogado por celos le disparó”, comentó la pareja de otro recluso.

“Mila” tenía alrededor de seis años de amores con “el Day” con quien llegó a tener dos niñas, de 2 y 3 años respectivamente, y vivía con ellas en el barrio Sabana de Piedra.
Correo del Caroní

facebook Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer17twitter Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer7google Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer0pinterest Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer0linkedin Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer0stumbleupon Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer0print Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujeremail Cuesta creer cómo buscó la muerte esta mujer