Maracaibo fue la cuna de los supermercados en Venezuela

Supermercado Todos

A los propietarios de las pulperías y bodegas de Maracaibo se le encogió el ego cuando vieron a finales de 1948 un “gran abasto”, así lo llamaron, que atrajo la atención de miles de compradores el mismo día de su inauguración.

El increíble suceso muchos lo vieron como el principio del fin de sus negocios, pues pensaron de inmediato que perderían una clientela cautiva con la que peleaban todos los días, pero a la que consideraban como parte de la familia. Eran los tiempos de los “fiaos semanales” y de las “ñapas”, así como de la “yemas” cocidas gratis si llegabas a comprar bien temprano en la mañana de los sábados.

Esa amenaza que tanto preocupó a los pulperos, abasteros y bodegueros de la Maracaibo del siglo pasado fue el Supermercado Todos, que al inaugurarse el 13 de diciembre de 1948 en la avenida Bella Vista, marcó el comienzo de la era de los supermercados en todo el país.

Supermercados Todos de Bella Vista fue el punto de partida en Venezuela de lo que se conoce como el “supermercadismo”, un concepto de ventas de alimentos al mayor que tuvo su comienzo con los llamados comisariatos creados por las empresas petroleras extranjeras, sobre todo las de origen norteamericano.

Nelson Rockefeller, amo y señor de la Standar Oil Company, empresa petrolera que descubrió y explotó importantes yacimientos en el occidente y en el oriente del país, fue quien estimuló la introducción de los supermercados en el país al asociarse con empresarios locales.

Los “supermarket”, como se llamaban en norteamérica, fue una hábil maniobra de Rockefeller quien estableció acuerdos con los gobiernos de Isaías Medina Angarita, y luego con Rómulo Bethancourt, para invertir en el área de suministro y ventas de alimentos para recibir a cambio concesiones petroleras.

El primer Todos en Maracaibo comenzó a operar con 40 trabajadores y permitía a los consumidores seleccionar los productos con sus propias manos bajo un moderno ambiente,  innovando así los métodos de compra empleados hasta ese momento. Los productos que ofrecía eran en su mayoría importados, muy similares a los que vendían las tiendas de Estados Unidos.

A pesar del temor que causó entre los abastos y pulperías, en el Maracaibo de eso entonces resaltaba la figura de una “bodega grande” que luego se convertía en si principal competidor. Este competidor se llamaba Casa París,  que posteriormente se transformó en los famosos Supermercados Victoria.

El nuevo concepto impuesto por Todos con el paso de los años se extendió a otras ciudades del país y redujo el dominio de las pulperías y las ventas de productos al detal que sirvieron con tanto esmero al venezolano en cada rincón del país.

Supermercado “Todos” sirvió para imponer en el país todas las técnicas de exhibición y ventas de mercancías que diseñaron las empresas petroleras extranjeras de origen norteamericano, las cuales trajeron al territorio el concepto del gran mercado con anaqueles vistosos y carritos para colocar los productos que se escogían directamente.

Este nuevo concepto permitió, asimismo, la presencia de un mayor número de marcas de productos extranjeros, dando origen a su vez, al surgimiento de un nuevo tipo de publicidad: las ofertas de supermercado.

En el supermercado Todos de Bella habían una cartelera de corcho de gran dimensión colocada a la entrada de la sede, para las personas interesadas en fijar avisos clasificados para vender artefactos usados como cocinas y neveras, automóviles, y hasta para solicitar personas dispuestas a trabajar como servicios doméstico.

Desde que abrió sus puertas, el Supermercado Todo de Bella Vista  comenzó a editar una revista tamaño media carta que era impresa a todo color en los Estados Unidos para distribuirla de manera gratis entre los clientes. La publicación contenía ofertas publicitarias y fue toda una novedad en la ciudad pues, era la primera vez en Maracaibo, y en toda Venezuela, que un supermercado empleaba una estrategia de promoción de tales características.

“Todos” de Maracaibo fue también el primer anunciante del país que utilizó color en sus avisos. El cromo rojo aplicado al logo que identificó a la mencionada empresa está considerado como referencia pionera en este sentido. Años más tarde, Casa París, grupo empresarial que creó Supermercados Victoria y acérrimo competidor de Todos, utilizaría en su logo el color verde para establecer diferencia en las marcas.

Vinicio Díaz

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á